Doce lugares recónditos que también se llaman Madrid
En la provincia canadiense de Saskatchewan encontramos la aldea de Madrid - youtube

Doce lugares recónditos que también se llaman Madrid

A miles de kilómetros de la Puerta del Sol es posible encontrar rincones que comparten su nombre con la capital

Actualizado:

A miles de kilómetros de la Puerta del Sol es posible encontrar rincones que comparten su nombre con la capital

123456789101112
  1. Una aldea en la llanura canadiense

    En la provincia canadiense de Saskatchewan encontramos la aldea de Madrid
    En la provincia canadiense de Saskatchewan encontramos la aldea de Madrid - youtube

    El continene americano es, por razones históricas evidentes, el lugar donde Madrid encuentra más «tocayos». El viaje por la toponimia arranca al norte del continente, en Canadá. En la parte oeste del país se extiende una gran llanura rica en minerales y con una intensa actividad agrícola. Es la provincia de Saskatchewan, la mayor productora de uranio del mundo, con una superficie tan grande como la de España, aunque apenas cuenta con un millón de habitantes.

    Allí se encuentra una recóndita aldea llamada Madrid. Unos pocos vecinos que cultivan los productos típicos de la zona —el trigo, la colza, el centeno y la avena, principalmente— en explotaciones agrícolas muy alejadas unas de otras.

  2. La antigua Madrid de Maine

    Cruzamos la frontera entre Canadá y Estados Unidos, pero no es necesario ir muy lejos para encontrar el siguiente Madrid. En el condado de Franklin, ubicado en el estado de Maine, encontramos una extensión de 108 kilómetros cuadrados que comparte nombre con la capital de España.

    El terreno discurre cerca del río Sandy, entre montañas y en un lugar de clima hostil y frío. Originariamente pertenecía a Massachusetts, pero a finales del siglo XVIII fue adquirido por un tal Jonathan Phillips, nacido en Boston, que luego se lo vendió a su agente. El asentamiento como tal fue fundado alrededor de 1807 por nueve colonos y en 1836 recibió el nombre de Madrid en honor a la capital española.

    En 1880 llegó a tener 437 habitantes y fue allí donde tuvo lugar la primera huelga de la minería del oro en 1854, pero recién iniciado el siglo XXI, el Madrid de Maine apenas contaba con 175 habitantes. Fue entonces cuando la ciudad se disgregó, aunque los asentamiento aún existen.

  3. Madrid, NY

    La Madrid del estado de Nueva York tiene su propio festival de música
    La Madrid del estado de Nueva York tiene su propio festival de música - north country public radio

    También cerca de la frontera con Canadá encontramos una curiosa localidad rural bautizada en honor a la capital de España. Y aunque se encuentra en el estado de Nueva York, la Gran Manzana les queda a estos madrileños a 580 kilómetros de distancia. Tiene 1.800 habitantes, en su mayoría descendientes de irlandeses, franceses e ingleses, que se dedican a la agricultura.

    Esta localidad fue fundada en 1802 y, al parecer, su nombre se debe a la moda que por aquel entonces imperaba de bautizar a las ciudades con nombres europeos (muy próximas están, por ejemplo, Lisboa y Postdam).

    La Madrid neoyorquina tiene además su propio festival de música, «Madrid Bluegrass River Festival», una cita para los amantes del country-jazz que se celebra cada año el último fin de semana de junio a la orilla del río Grasse, que divide el término municipal de Madrid y la localidad de Waddington.

  4. El «lugar de los suecos»

    La ciudad de Madrid en el estado de Iowa fue fundada en 1846, aunque en inicio era un asentamiento sueco
    La ciudad de Madrid en el estado de Iowa fue fundada en 1846, aunque en inicio era un asentamiento sueco - madrid action comittee

    En su origen fue residencia de emigrantes suecos, que fundaron en 1846 un asentamiento en el estado de Iowa con el nombre de «Swede Point», que en 1882 cambió a Madrid. Se encuentra a 50 kilómetros de Des Moines, la capital del estado, y cuenta con 2.500 habitantes. A principios del siglo XX atrajo a numerosos inmigrantes para trabajar en sus minas de carbón, que fueron clausuradas en 1945.

    La ciudad cuenta además con el Iowa Arboretum, el mayor jardín botánico del estado.

  5. Sweet home... Madrid

    En el estado de Albama, casi en la frontera con Florida, hay otro Madrid
    En el estado de Albama, casi en la frontera con Florida, hay otro Madrid - think progress

    Del norte viajamos hacia el sur de Estados Unidos hasta llegar prácticamente a la frontera entre los estados de Alabama y Florida. Allí encontramos un pequeño pueblo de apenas 5 kilómetros cuadrados que también toma el nombre de la capital de España.

    Este Madrid sureño, enclavado en el condado de Houston, en Alabama, cuenta tan sólo con 350 habitantes. Está a dos horas de la capital del estado, Montgomery, y le separan quince minutos en coche a través de la carretera 231 de Dothan, la denominada capital mundial del cacahuete.

  6. La hacienda de «los de La Madrid»

    Una de las calles de la ciudad, que tiene su origen en una hacienda familiar
    Una de las calles de la ciudad, que tiene su origen en una hacienda familiar - panoramio

    Situado entre Acapulco y Puerto Vallarta, el Madrid que hallamos en México tiene sus orígenes en la hacienda de una larga estirpe que llevaba como apellido el nombre de Madrid.

    De la hacienda de «los de La Madrid», según se conocía el lugar, apenas quedan ruinas. Pero la ciudad, que fue fundada en 1954, cuenta con 3.500 habitantes que se dedican fundamentalmente a la agricultura. Destacan los cultivos de limón, papaya, mango, guanábana y tamarindo.

    En octubre, los madrileños de México dedican dos semanas enteras a celebrar las fiestas de Nuestra Señora del Rosario.

  7. En el corazón de Cuba

    Ciudad de Camagüey, capital de la provincia donde se ubica la localidad cubana de La Madrid
    Ciudad de Camagüey, capital de la provincia donde se ubica la localidad cubana de La Madrid - insight cuba

    El Madrid —más propiamente dicho La Madrid— cubano se encuentra en la provincia de Camagüey, la mayor de la isla. Es una pequeña localidad rural, que vive de la agricultura típica de la zona: el cultivo de azúcar, coco, piña, naranja y tabaco.

    A 61 kilómetros de la capital de la provincia, la ciudad de Camagüey, declarada patrimonio de la humanidad en 2008, a esta La Madrid le separan nada más y nada menos que 7.152 kilómetros de la villa de la que toma su nombre.

  8. La Madrid argentina

    Estación de tren de La Madrid, en la provincia argentina de Tucumán
    Estación de tren de La Madrid, en la provincia argentina de Tucumán - panoramio

    En la llanura chaqueña, un rincón de la provincia argentina de Tucumán, se encuentra el pueblo de La Madrid. Fue bautizado así en 1889, en honor al general Gregorio Aráoz de La Madrid, militar argentino y gobernardor de la provincia de Tucumán a principios del siglo XIX.

    Con 10.000 habitantes, esta localidad se encuentra a 90 kilómetros de la capital, San Miguel. La agricultura —cultivan sobre todo soja y patata— y la ganadería son su principal actividad, así como la artesanía.

  9. Madrid a diez grados bajo cero

    Una de las casas de la aldea sueca que lleva por nombre Madrid
    Una de las casas de la aldea sueca que lleva por nombre Madrid - abc

    A 2.436 kilómetros de la Puerta del Sol, Madrid encuentra otro «tocayo» en un lugar recóndito enclavado en los bosques escandinavos. Se trata de una pequeña aldea de apenas 157 habitantes que se encuentra en la región sueca de Ostergötland, a 300 kilómetros de Estocolmo.

    Si el Madrid de la península es ajetreo y vida en la gran ciudad, este refugio es todo lo contrario. Pequeñas casas de madera dispersas en mitad de grandes bosques de coníferas y lagos glaciares, donde en invierno las temperaturas caen hasta los diez grados bajo cero. Cómo ha llegado el nombre de Madrid hasta este rincón tan diferente es una gran incógnita.

  10. De Madrid a Madyamebe

    Estuario del río Muni, en Guinea Ecuatorial
    Estuario del río Muni, en Guinea Ecuatorial - panoraMIO

    Desde los bosques escandinavos damos un salto en el globo hasta alcanzar el continente africano. La existencia de un Madrid en Guinea Ecuatorial no es en absoluto descabellada, aunque la independencia del país y la traducción a la lengua local han transformado la topinimia del Madrid guineano al actual Madyamebe.

    Se encuentra cerca de la localidad de Cogo, sobre el estuario del río Muni, en el Parque Nacional del Monte Alen. Sus orígenes madrileños al parecer tienen que ver con un intento fallido de colonización a mediados del siglo XIX, cuando un capellán de Chamberí fue nombrado prefecto apostólico de Fernando Poó, la isla donde se sitúa la capital, Malabo. La comitiva de artesanos y campesinos procedentes de Madrid y Valencia que debían colonizar bajo su mando el golfo de Guinea no logró resistir el clima tropical y la misión fracasó.

    Como curiosidad, Madyamebe —o en sus otras grafías «Macha'mabe» o «Madyamebé»— comparte huso horario con el Madrid de la península.

  11. Un barrio de Samarcanda

    Estatuta del Emir Timur en el barrio de Samarcanda, en Uzbekistán, que lleva el nombre de Madrid
    Estatuta del Emir Timur en el barrio de Samarcanda, en Uzbekistán, que lleva el nombre de Madrid - abc

    El Madrid que encontramos en el continente asiático es, en realidad, un barrio de la mítica ciudad de Samarcanda, declarada patrimonio de la humanidad en 2001. Este rincón de Uzbekistán debe sus orígenes a Ruy González de Clavijo, madrileño de origen, diplomático y enviado por el rey Enrique III de Castilla como embajador ante el sultán Tamerlán.

    Un viaje de tres años —partió del puerto de Santa María en 1403 y no regresó a la península hasta 1406— que le llevó desde su residencia en la Plaza de la Paja hasta el imperio turco a rendir pleitesía. Tamerlán, agradecido con el embajador y con el rey, mandó construir una ciudad en su honor, Madrid, que con el tiempo terminaría integrándose en Samarcanda.

  12. La hermana filipina de Madrid

    Surigao del Sur, en Filipinas, la provincia donde se encuentra otra ciudad con el nombre de Madrid
    Surigao del Sur, en Filipinas, la provincia donde se encuentra otra ciudad con el nombre de Madrid - abc

    Más al este todavía, Madrid también ha dejado su huella en Filipinas, aunque curiosamente su hermana filipina surgió en 1901, tres años después de que España perdiera las islas.

    En principio se trataba de un barrio de la ciudad de Cantilán. El fraile español Paulino García propuso cambiar su nombre originario, Linibunan, por el de la capital de España. La iniciativa gozó del apoyo popular y medio siglo después, en 1953, el barrio de Madrid se independizó para convertirse en una ciudad. Actualmente tiene 15.000 habitantes y forma parte de la provincia de Surigao del Sur.