torre de cristal

El techo de España... por un metro

Una sociedad norteamericana certifica que el edificio de la Mutua es el más alto del país, por encima del de Caja Madrid

Actualizado:

Ya es oficial. La torre de Cristal es el edificio más alto de España. Después de varios años de debates y polémicas, el Council on Tall Buildinds and Urban Habitat (CTBUH) ha sentenciado que el rascacielos propiedad de la Mutua Madrileña es el nuevo «gigante» del país -eso sí- por sólo un metro de diferencia respecto a su inmediato competidor, la torre de Caja Madrid (ahora Bankia). La disputa entre las dos construcciones ha sido bastante enconada ya que hasta ahora todo el mundo creía que medían lo mismo.

Según la prestigiosa sociedad norteamericana, que se fundó en Pennsylvania en 1969, el inmueble proyectado por César Pelli en el paseo de la Castellana mide 249 metros de altura, mientras que la de Norman Foster se «plantó» en los 248.

Fue hace unos meses cuando los dirigentes del CTBUH se pusieron en contacto con los responsables de la Mutua Madrileña para comunicarles la noticia. Tras varios estudios sobre el terreno y, sobre todo, tras ponerse en contacto con los estudios de arquitectura para acceder a los planos de cada uno de los proyectos, la sociedad norteamericana concluyó definitivamente que el «techo» de España se encontraba en la torre de la Mutua.

Los responsables de la compañía aseguradora se plantearon, a instancia del CTBUH, colocar una placa o un hito a la entrada del edificio para «certificar» tal honor. Sin embargo, la idea de momento se ha descartado a la espera de tiempos mejores. Y es que la torre de Cristal se ha instalado en la lista de los «top ten»: es el edificio más alto de España, el quinto de Europa y también figura entre los cien rascacielos más altos del mundo.

Comercialización

Sus 249 metros de altura se reparten en 46 plantas de oficinas, otras seis bajo rasante para aparcamiento, más la planta baja de acceso. La superficie total del edificio es de 120.731 metros cuadrados, de los que 76.724 son sobre rasante.

Aunque ha sido la última de las cuatro torres que salió al mercado para alquilar sus oficinas, la torre ya ha ocupado un 32 por ciento de su espacio. Los expertos destacan el ritmo de comercialización, a unos precios que oscilan entre los 25 y 45 euros de alquiler por metro cuadrado al mes.

Las cifras manejadas en la edificación de la torre de la Mutua hablan por sí solas de la proporción del proyecto. Como ejemplo, para el total recubrimiento de la fachada se emplearon 44.000 metros cuadrados de cristal, el equivalente a 6 campos de fútbol. Se removieron 90.000 metros cúbicos de tierra para proceder al vaciado de la zona en la que van ubicados los sótanos. El cable eléctrico utilizado supera los 250 kilómetros, distancia suficiente para unir Madrid y Zamora. Se han empleado 40.000 metros cúbicos de hormigón, cantidad que llenaría unas 33 piscinas olímpicas.

La torre dispone de todas las innovaciones tecnológicas y medioambientales y es el único de oficinas en altura que cuenta con la certificación A de categoría medioambiental. Entre sus avances, destaca su fachada acristalada, que posee un sistema de «pared bioclimática» que integra la ventilación interior, gradúa automáticamente el control de soleamiento y optimiza los parámetros climáticos.