La Asamblea de Madrid, durante el Pleno del pasado 6 de junio
La Asamblea de Madrid, durante el Pleno del pasado 6 de junio - ángel navarrete
madrid/ elecciones

El PP propone que los madrileños elijan directamente a 43 diputados

Arranca la comisión parlamentaria que estudia la reforma del sistema electoral

María isabel serrano
Actualizado:

El PP propone que los ciudadanos madrileños elijan directamente a 43 diputados regionales, un tercio justo de los 129 que conforman hoy la Asamblea de Madrid. Y quieren que esta posibilidad, que sigue el sistema electoral alemán ,esté lista para los próximos comicios autonónicos y municipales de 2015.

La propuesta de reforma electoral «debería contar con consenso político y parlamentario», ha señalado esta mañana, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Íñigo Henríquez de Luna, que ha estado acompañado por la diputada del PP y portavoz adjunta de la comsión específica para estudiar dicha reforma electoral, Regina Plañíol.

El objetivo de que 43 diputados sean elegidos por los ciudadanos, responde al objetivo de obtener una mayor cercanía entre los políticos que salgan diputados y los propios ciudadanos ya que éstos concocerán mejor a quienes les van a representar, lo que no resulta hoy fácil con una Asamblea de 129 parlamentarios», añade Heríquez de Luna.

La pretendida reforma electoral dividirá a Madrid en 43 circunscripciones. Madrid capital quedaría con 18, en lugar de los 21 distritos actuales. Serán áreas basadas en criterios geográficos y socieconómicos, más que demográficos.

Las votaciones, y esto es lo más novedoso, se realizarán en dos urnas. De la primera saldrán esos 43 diputados que el votante elige directamente en cada una de las circunscripciones uninominales. Serán los partidos los que nombren a los 43 «magníficos» y lo tendrán que hacer con sumo tiento porque son los que, en teoría, más cerca van a estar de los ciudadanos. Cada partido político puede tener ese máximo de 43 nombres dispuesto, pero puede que no y sólo presente candidato a un número menor de circunscripciones.El candidato que obtenga el mayor número de votos, gana el acta de sus circunscripción.

En la segunda urna se votará de forma tradicional; es decir, la lista cerrada y bloqueada que presente cada uno de los partidos políticos. Para conseguir la proporcionalidad del sistema, las actas que se obtengan uninonominalmente en la primera urna, restarán del cómputo final de escaños de la segunda urna, en aplicación de la ley D'Hondt.