Diez sitios donde comer barato en Madrid
El Sushi Bar es un local muy pequeño, por lo que resulta difícil encontrar mesa - abc

Diez sitios donde comer barato en Madrid

Un menú del día con solomillo por apenas 6,95 euros, cenar con dos cañas o comer el mejor pollo asado de la ciudad... he aquí los lugares con mejor relación calidad-cantidad-precio

Actualizado:

Un menú del día con solomillo por apenas 6,95 euros, cenar con dos cañas o comer el mejor pollo asado de la ciudad... he aquí los lugares con mejor relación calidad-cantidad-precio

12345678910
  1. Sushi Bar: tallarines fritos tres delicias a 4,65 euros

    El Sushi Bar es un local muy pequeño, por lo que resulta difícil encontrar mesa
    El Sushi Bar es un local muy pequeño, por lo que resulta difícil encontrar mesa - abc

    Mezcla entre comida china y japonesa, el Sushi Bar es un local pequeño, apenas tres o cuatro mesas, pero barato, muy barato. En él se puede degustar una sopa de aletas de tiburón por solo 2,65 euros, unos tallarines fritos tres delicias por 4,65 o pollo al limón por 5,15. Eso sí, debido a su reducido tamaño los fines de semana es difícil encontrar un sitio libre.

    También es ideal para pedir comida y a partir de 13 euros te la llevan a casa. En cuanto a la bebida, el Sushi Bar también cuenta con cerveza asiática como, por jemplo, la Saporo. Está situado en la Plaza del Comandante de las Morenas, número 5, muy cerca de la Plaza Mayor y del Mercado de San Miguel.

  2. Ay mi madre, dos platos y bebida por 7,50 euros

    La especialidad de este local son las pizzas artesanales
    La especialidad de este local son las pizzas artesanales - abc

    ¡Ay mi madre! qué precios tiene este local situado en la calle de la Palma, número 41. Su menú del día solo vale 7,5o euros. En él aparecen primeros como una ensalada tropical, un quiche de jamón y queso o una tortilla de patatas con cebolla y aceitunas; y algunos de los segundos son pollo al curry, lasaña casera y pizza individual de jalón y champiñón.

    Creado en 2009 por los hermanos argentinos D'Onofrio, este local de comida para llevar está especializado en pizzas artesanales, con ingredientes frescos. También sobresalen sus empanadas y las ensaladas.

  3. Amor de madre, comer por seis euros en pleno Malasaña

    De esta «taberna-underground» llama la atención su decoración
    De esta «taberna-underground» llama la atención su decoración - missolivine

    De primeras ya engancha por su decoración. Las paredes están llenas de patinetes en esta «taberna-underground» situada en pleno barrio de Malasaña, en la calle San Joaquín, número 14. Otro punto a su favor es que cuenta con wifi gratuito. Pero lo que, sobre todo, atrae al cliente es su relación calidad-precio.

    Por seis euros en «Amor de madre» se disfuta de un menú del día con su plato principal, bebida y postre incluido. Entre sus especialidades destacan las hamburguesas y la pasta. Además, por la noche se sirven variados cocktails.

  4. La chulapa en Mayrit, menús con solomillo por 6,95 euros

    La tapa más famosa de esta taberna es una bola de patata rellena con distintos ingredientes y bañada en una salsa casera
    La tapa más famosa de esta taberna es una bola de patata rellena con distintos ingredientes y bañada en una salsa casera - la chulapa

    Recomenda por los amantes de la cerveza de barril bien tirada, esta castiza taberna ubicada en la calle Fourquet número 37, en pleno barrio de Lavapiés, destaca igualmente por su relación calidad-precio. Porque dónde si no se puede disfrutar de un menú que contiene un solomillo a la plancha con patatas o medio pollo asado por solo 6,95 euros.

    A «La chulapa en Mayrit», que de igual manera ofrece desayunos, tentempiés y copas, se la conoce también como «La casa de las pelotas» por su tapa más conocida. Consiste en una bola de patata rellena con distintos ingredientes -pollo, chorizo, huevo duro, etc.- y bañada en una de sus muchas exquisitas salsas.

  5. Los amigos & Los enemigos: cenar con solo dos cañas

    Las tapas de estos dos bares de la calle Ezequiel Solana con cada consumición son extraordinarias, por abundantes
    Las tapas de estos dos bares de la calle Ezequiel Solana con cada consumición son extraordinarias, por abundantes - abc

    Ambos bares compiten por ser los que más tapas ponen por caña de todo Madrid. Con solo una cerveza, la barra se llena de raciones de todo tipo: albóndigas, salchichas, bravas... y si estas se acaban allá que acuden los camareros prestos a seguir sirviendo comida.

    «Los amigos» y «Los enemigos» se encuentran a solo unos pasos el uno del otro, ambos en la calle Ezequiel Solana, números 114 y 116, cerca de la estación de Metro de Ascao. Ideales para comer de pie, mientras charlas con tus amigos.

  6. El Palentino: allí Manu Chao grabó «Me llaman calle»

    abc

    «El Palentino» es una referencia absoluta en Malasaña. A pesar de su aspecto antiguo y de que su mobiliario da la impresión de que es el mismo que hace 40 años, este bar situado en la calle Pez, número 12, siempre está atestado de jóvenes. ¿El secreto? Sus precios insuperables. Por ejemplo, el bocata de pepito de ternera a solo 1,80 euros.

    Además, es un bar que goza de cierto renombre entre los artistas: hace años era frecuente ver por allí a Andrés Calamaro y Manu Chao grabó en «El Palentino» el videoclip de la canción «Me llaman calle».

  7. El guarro de Vallekas o cómo salir lleno por unos pocos euros

    El nombre oficial del Guarro de Vallekas es «Bar Restaurante Penedillo»
    El nombre oficial del Guarro de Vallekas es «Bar Restaurante Penedillo» - abc

    Su verdadero nombre es Bar Restaurante Penedillo, pero nadie en Vallecas lo conoce así. Para cualquiera que lo haya visitado es «el Guarro», por las abundantes raciones que sirven. Y la cantidad no va en consonancia con el precio, ya que este es extraordinariamente barato -una bandeja para cuatro personas cuesta seis euros-.

    Lo habitual en este local, situado en la avenida Monte Igualdo, número 80, es pedirse las famosas «jarritas» de cerveza, sangría o calimocho y acompañarlas de un platazo de butifarra, chorizo, morcilla o panceta.

  8. En Los Calamares se hace el mejor pollo asado de Madrid

    A pesar de su nombre, el pollo asado es lo que ha dado fama al bar «Los Calamares»
    A pesar de su nombre, el pollo asado es lo que ha dado fama al bar «Los Calamares» - losalamosdorados

    En el distrito de Salamanca, barrio de La Guindalera, todos los fines de semana, a la hora de comer, se monta una cola inusualmente grande. ¿La razón? En el bar «Los Calamares» se hace el mejor pollo asado de todo Madrid y es muy barato: medio pollo con patatas vale 5,70 euros.

    Situado en la calle Francisco Silvela, número 50, esquina Alonso Heredia, en «Los Calamares» te tratan como si fueras de la familia. La espera al pollo siempre se puede acompañar de diferentes raciones también a muy bajo precio o de un bocadillo que da nombre al bar por solo 3,60 euros.

  9. El chino más famoso de la capital está el parking de Plaza España

    En este local, las empanadillas o los tallarines apenas cuestan tres o cuatro euros
    En este local, las empanadillas o los tallarines apenas cuestan tres o cuatro euros - abc

    Entre los restaurantes chinos de la capital es el más famoso y, sin embargo, nadie sabe su nombre verdadero. Cada cual lo conoce de una manera. Las más comunes son: «el chino de los bajos de Plaza España» -por su ubicación en un parking subterráneo- o «el chino Blade Runner».

    Uno u otro, el caso es que en este restaurante la comida que se sirve es buena y barata. Muy barata. Destacan las empanadillas, los tallarines o la sopa de Wanton, que cuestan entre tres y cuatro euros. Vamos, una ganga. No extraña, pues, que los fines de semana siempre esté hasta arriba de gente.

    Además, se dice que es el chino más auténtico de Madrid porque se sirve comida auténtica de ese país, muy alejada del canon típico del restaurante chino en España. Por eso, también dice la leyenda, que es el chino al que acuden los chinos.

  10. En La Blanca Paloma te reciben con un huevo frito

    En «La Blanca Paloma» las cañas valen 2,50 euros, pero vienen acompañadas de innumerables tapas
    En «La Blanca Paloma» las cañas valen 2,50 euros, pero vienen acompañadas de innumerables tapas - abc

    Cuando se entra en «La Blanca Paloma», apenas te has sentado, no ya digamos pedir, el camarero de turno viene a la mesa y te sirve tantos huevos fritos como comensales haya. Esto no es un espejismo, sino la tónica general de un establecimiento situado en la calle Espiríru Santo, número 21, en el barrio de Malasaña.

    Luego, los platos de aperitivos de todo tipo multiplican por cuatro o cinco las consumiciones que se piden. El camarero, simplemente, no espera a que los clientes se terminen su caña -a 2,50 euros cada una- para servirles otro y otro tentempié, que al final se convierten en una completa cena.