Cosmocaixa será en unos meses la nueva sede del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología
Cosmocaixa será en unos meses la nueva sede del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología - ángel de antonio

Cosmocaixa será sustituida por el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología

Gracias a un acuerdo anunciado por el alcalde de la localidad

Actualizado:

Como dicen que ocurre con la energía, que no se destruye, sino que se transforma, el museo Cosmocaixa va a volver a ocuparse con otra actividad del mismo corte: sobre el edificio se asentará el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, que ahora tiene una sede temporal en la antigua estación de trenes de Delicias. Así lo anunció este jueves, durante el Debate sobre el Estado de la Ciudad, el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa. El nuevo Museo abrirá sus puertas este mismo año.

Cuando los responsables de Cosmocaixa anunciaron, el pasado febrero, su intención de cerrar la instalación, fueron muchas las voces que se alzaron en contra. Por este museo han pasado, desde que se abrió en 2000, más de tres millones de personas.

García de Vinuesa ya se comprometió entonces a buscar una solución para la continuidad de la actividad museística, que se había demostrado como una fórmula de éxito. Dicho y hecho: «Comencé a realizar gestiones a través del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Secretaría de Estado de Investigación», explica el alcalde a ABC.

Meses después, esas gestiones han dado su fruto. Tanto, que ayer anunció durante su discurso en el Debate: «He alcanzado un compromiso con la Fundación Ciencia y Tecnología del Ministerio de Economía y Competitividad para trasladar su Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT) a las instalaciones que la Fundación La Caixa deja libres el 31 de diciembre».

Como en La Coruña

Actualmente, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología tiene dos sedes: la principal está en La Coruña, y hay una subsede provisional en Madrid, en la antigua Estación de Ferrocarril de Delicias. Esta última será la que se traslade, junto con todo el personal de la Fundación, al actual Cosmocaixa, que se asienta sobre una parcela y un edificio que son, ambos, propiedad del Ayuntamiento de Alcobendas, explicó a ABC su alcalde.

La idea es que la instalación madrileña sea «muy similar al de La Coruña», una propuesta museística de peso. Además, la Fundación -«que mantiene estrechas relaciones con la comunidad científica fuera de España», adelantó García de Vinuesa- mantendrá sus actividades y proyectos de I+D desde esa misma sede de Alcobendas.

El Ayuntamiento de la localidad cederá el edificio al Museo con carácter gratuito por un tiempo determinado -que se concretará en el convenio que firmarán ambas instituciones- y «pasado un plazo razonable de asentamiento, el municipio cobrará un canon por el uso de las instalaciones», matizó el regidor. Calcula que antes de que finalice este mismo año, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología podrá estar funcionando ya en Alcobendas. «La Fundación lleva a cabo acciones conjuntas con La Caixa desde hace mucho tiempo; colaboran de forma habitual, con lo que el cambio va a ser muy coordinado».