Alicia atravesó todo el continente americano hasta llegar a Ushuaia, conocida como la ciudad del fin del mundo
Alicia atravesó todo el continente americano hasta llegar a Ushuaia, conocida como la ciudad del fin del mundo - www.aliciasornosa.com
aventura

La vuelta al mundo en moto en 560 días

La madrileña Alicia Sornosa ha sido la primera española en hacerlo. En septiembre, se vuelve a marchar para rodar un programa para la televisión inglesa

Actualizado:

El 11 de septiembre de 2011 Alicia Sornosa salió en moto de Madrid. Nada novedoso, si no fuera porque lo hacía para convertirse en la primera española que daba la vuelta al mundo a dos ruedas. Ahora, 18 meses y 76.000 kilómetros después, está de vuelta.

En todo este tiempo ha visitado decenas de países de los cinco continentes. Del Polo Norte canadiense a Ushuaia, la ciudad argentina conocida como el fin del mundo. Más de 500 días conduciendo una BMW F 650 GS dan para mucho: desde sufrir un terremoto en Guatemala hasta conocer a su actual pareja, Andrés, en Chile.

En el país andino pasó sus peores días cuando sufrió una caída en el desierto de San Pedro de Atacama. «Estuve veinte días con la pierna en alto, aunque en buena compañía», dice. Cuando echa la vista atrás, esta periodista freelance de 39 años especializada en motor reconoce «no haber pensado nunca» hacer una vuelta al mundo.

Pero apenas ha regresado a Madrid y ya tiene en mente el próximo viaje. Será a partir de septiembre. Hace unas semanas la llamó una productora inglesa. Va a hacer una serie documental recorriendo el mundo para la televisión anglosajona. Por supuesto, en moto. «Se llamará Share the road –Comparte el camino– y será una mezcla entre Al filo de lo imposible y lo que hacía Ewan McGregor». Tendrá cultura, gastronomía y una parte de ayuda social, «vamos a contar a dónde va el dinero que ganemos».

«En África, a los españoles nos tienen cariño»

Con esta aventura, Alicia ha desmontado muchos mitos. Mujer, que apenas hablaba inglés, esto nunca fue un inconveniente para ella. «Es mentira que no puedas viajar si no sabes idiomas. Cuando llegué a Australia no me enteraba de nada. Hoy, digamos que me comunico mejor», cuenta. Antes comenta la cuestión de género: «No he tenido ningún problema por ser mujer, al revés. La gente se fía más, quizás porque te ven más indefensa».

El pasar tanto tiempo sola «al principio lo llevaba muy mal, pero te hace que te conozcas a ti mismo». Eso sí, no puede dejar de reconocer que al salir al extranjero, además de a la familia, se echa «mucho de menos la comida: el jamón, las legumbres...». ¿Y cómo nos ven a los españoles desde fuera? «En general, muy bien. Dicen que somos muy alegres y simpáticos. Sobre todo en África nos tienen bastante cariño. Será por aquello del Mundial».

Precisamente, es en África donde Alicia recomienda perderse: «En Kenia hay una zona espectacular que se llama Masai Mara, donde hay animales salvajes, y también en la Patagonia chilena y argentina».

Viajar tanto le permite tener una visión global del planeta. «La gente es buena, independientemente de las culturas. El mundo no es un lugar violento, como nos los muestran en televisión». Y saca una conclusión: «Me he dado cuenta de que por poquito que ayudemos eso puede significar mucho. Te puede hacer muy grande».