Esperanza Aguirre, esta mañana, en la sede de los populares madrileños - M.O.

Esperanza Aguirre se ofrece para abordar la regeneración democrática en España

No quiso mojarse cuando le preguntaron si creía que Ana Mato debía dimitir: «Eso es algo muy personal»

Actualizado:

Esperanza Aguirre considera «fundamental» que en España se aborde «de una vez por todas» la regeneración democrática. Los últimos casos de corrupción y la delicada situación económica del país han llevado a la expresidenta de la Comunidad de Madrid a reclamar este cambio en el modelo de sociedad, «para devolver a los ciudadanos el poder que les hemos quitado los partidos políticos».

La dirigente madrileña se ha ofrecido a encabezar este llamamiento a la regeneración y a liderar este cambio, aunque ha querido dejar muy claro que este ofrecimiento no significa que tenga intención de regresar a la primera línea de la política. Aguirre ha hecho estas declaraciones tras concluir el comité de dirección del PP de Madrid, que esta vez fue «bastante intenso», como detalló luego por temas como el «caso Bárcenas».

Aguirre reclamó «mayor celeridad y rapidez» a la Justicia para que actúe con eficacia en este tipo de temas y, además, reclamó un cambio en el sistema de acceso a los partidos políticos. «La política es un honor al que se puede dedicar cualquiera en su vida de forma temporal -dijo-, pero creo que para tener un cargo público antes uno debe tener una profesión y haber trabajado para la empresa privada».

Abogó también por crear listas abiertas en los partidos, ya que «los representantes públicos nos debemos a los electores y no a las cúpulas de los partidos».

Respecto al caso Bárcenas, Aguirre apoyó el papel de Mariano Rajoy y su forma de llevar el caso. Los periodistas le preguntaron si creía necesario que el PP tuviera que convocar un Congreso extraordinario para elegir a un nuevo líder del partido y su respuesta dio paso a muchos comentarios: «Rajoy ha empeñado su palabra en este caso; no creo que sea necesario un nuevo Congreso a no ser que se demuestre luego que no tenía razón».

La presidenta del PP de Madrid no quiso mojarse cuando le preguntaron si creía que Ana Mato tenía que dimitir por los presuntos pagos de la red Gürtel. «La decisión de dimitir es algo muy personal». En este caso, aplaudió la actitud de Antonio de Guindos de dejar el Ayuntamiento de Madrid tras ser imputado por el Madrid Arena: «Eso le honra, porque la dimisión en España no se lleva».