Los 15 «indignados» de Sol no serán desalojados mientras no monten estructuras
Este martes ya suman 15 las personas que han pasado la noche en la Puerta del Sol - oscar del pozo

Los 15 «indignados» de Sol no serán desalojados mientras no monten estructuras

La Policía no tiene orden de echarles mientras no sean numerosos o saquen lonas y tiendas de campaña

Actualizado:

«Mientras no monten ninguna estructura o sean un número más abundante no hay orden de desalojo. En caso de que ocurra esto está todo preparado para echarles», sentencia un policía municipal que, junto a su compañero, vigila a los «indignados» que llevan dos noches durmiendo junto a la estatua ecuestre de Carlos III en la Puerta del Sol. La misma versión mantiene un policía nacional apostado en la plaza. No consienten que coloquen nada en las verjas. De hecho, durante estos dos días ya les han ordenado en varias ocasiones que retiren algún elemento (pancartas y textiles) del vallado.

Mientras Policía Nacional y Municipal controlan a los 15 «indignados» que ya se han asentado en el lugar, dos de ellos, muy jóvenes, hablan en voz alta para organizar las acciones del día: «Podemos empezar la protesta desde Génova. Vamos a fijar lo que se ha hablado en la asamblea», comentan, rodeados de turistas y curiosos que pasean por el Kilómetro cero.

Ya tienen víveres

Son los «indignados» de 2013. Aquellos que con su descontento político tratan de emular los inicios de la acampada de mayo en Sol en 2011 -antes de las elecciones municipales-, nuevamente, recurriendo a las mismas formas de ilegalidad que en la génesis del 15-M: manifestaciones, protestas y asentamientos ilegales. Ya tienen víveres gracias a las aportaciones de la gente que ha escuchado sus reclamos a través de las redes sociales: mantas, comida, bebida, cojines... Su intención es quedarse. De forma pacífica. Pero sobre todo, haciendo ruido y contribuyendo a trazar planes para movilizar a la gente de cara al #23F.