Inhibidores de frecuencia para no copiar en los exámenes de medicina de la Complutense
Estudiantes de medicina - madro cubero

Inhibidores de frecuencia para no copiar en los exámenes de medicina de la Complutense

La medida está siendo imitada por otros centros. La «chuleta electrónica» o el «pinganillo» podrían tener los días contados en las universidades españolas

Actualizado:

La Complutense ha decidido dar un golpe en la mesa y acabar con las redes organizadas para copiar en los exámenes. La chuleta electrónica y los «pinganillos» podrían tener los días contados después de que un grupo de estudiantes de la Facultad Complutense de la Comunidad de Madrid haya presentado una queja ante el usó masivo de estos artilugios para copiar en los exámenes. El decano de la Facultad, Federico Pallardó, ha admitido rápidamente la solicitud y ha colocado los inhibidores en las aulas.

El sistema, poco ético, precisa de un cómplice relacionado con el temario y con la carrera. Por eso, la facultad está investigando si se trata de una red organizada que cobra por este servicio e instalando de forma preventiva estos inhibidores de frecuencia, que evitarían cualquier comunicación entre las aulas y el exterior.

La iniciativa no es un caso aislado. También el decanato de la Facultad de Medicina ha tomado esta decisión ante la posible existencia de un sistema «organizado» de copia en exámenes supuestamente articulado por un grupo de estudiantes y ante la denuncia recibida por un colectivo de alumnos alertando del supuesto fraude.

El rumor de la existencia de esta red de copia usando audífonos conectados a teléfonos móviles se extendió entre los alumnos y profesores durante los exámenes del pasado verano, por lo que la Universitat empezó a probar diferentes aparatos de inhibición de frecuencia para ponerlos en marcha en la convocatoria de enero.

El decano de la Facultad de Medicina, Federico Pallarcó, ya explicó que el objetivo de esta medida es «garantizar que todos los alumnos tengan las mismas oportunidades» de superar los exámenes y «proteger a los alumnos que estudian».