Madrid

Madrid

La Cabalgata de Reyes renueva su sentido católico

Día 30/12/2012 - 03.24h
Temas relacionados

Una estrella gigante guiará las carrozas de los Reyes Magos hasta un «portal», en Cibeles, donde se proyectarán cuadros de la Natividad

Una estrella de helio guiará a los Reyes Magos hasta el simbólico «portal» que se montará en la Plaza de Cibeles, y Sus Majestades entregarán allí sus presentes al Niño Dios, representado en la proyección de famosos cuadros del Museo del Prado dedicados a la Natividad y la Adoración de los Reyes. la Cabalgata de Reyes de 2013 es diferente a las anteriores: tiene menos fanfarria y más espíritu católico. Así lo han querido la alcaldesa Ana Botella y el delegado de Las Artes, Fernando Villalonga. Habrá caramelos y minicuentos, y toda la ilusión y el colorido que requiere una fiesta de este tipo, pero el mensaje de la representación será el de la tradición cristiana.

«Los pueblos no sobreviven si no saben cuál es su origen y sus raíces», explica Villalonga. Por eso, los responsables municipales decidieron que este año, la Cabalgata tendría otro sentido: «El de la Epifanía, el acto en que se reconoce al Rey de Reyes». Por eso, explica el delegado de Las Artes, los Reyes Magos vinieron «de todo el mundo, o de lo que entonces se entendía como tal: el oeste, que ahora se dice que fue Tartesos; el Este, Mesopotamia; y de África». Un rey por continente para «reconocer al Hijo de Dios, un símbolo de la universalidad del mensaje; por eso nos llamamos católicos, por universales».

Siguiendo esta filosofía, el Ayuntamiento de Madrid ha previsto una Cabalgata más apegada a la tradición cristiana: «Tendrá el circo y la fanfarria del siglo XXI, pero la parte principal, la central, serán las tres carrozas de los Reyes Magos», matiza Villalonga, que añade: «En lugar de ser un espectáculo muy de teatro callejero, al final del cual, descolgados, llegaban los tres Reyes Magos, ahora ellos serán la parte central, y vendrán acompañados de un gran cortejo, y con una guía en cabeza».

Una estrella les guiará

La guía será una estrella gigante de helio, que va anunciando a los ciudadanos durante el recorrido la buena nueva. Una estrella que, como la de la Biblia, irá abriendo la marcha hasta llegar al gran pesebre en que se convertirá el escenario de la plaza de Cibeles. Un escenario donde, desde el inicio de la marcha, estarán proyectándose cuadros de la Natividad y la Adoración de los Reyes de la colección del Museo del Prado, pintados por los mejores artistas. Y donde se escucharán villancicos clásicos en español, gallego, euskera, catalán, y en los principales idiomas europeos.

Precede a los Reyes un extenso cortejo. Empezando por el escuadrón ecuestre de la Policía Municipal, y por el desfile de la banda de música de este Cuerpo. Y no faltarán las carrozas, inspiradas en su decoración en motivos de los cuentos clásicos infantiles: el Mago de Oz, Peter Pan, Blancanieves, Alicia en el País de las Maravillas... En esta edición de la Cabalgata, los animales también tendrán un gran protagonismo. Continúan participando el grupo de ocas que ya se han hecho famosas entre los niños madrileños; ataviadas, como es normal en un paseo de gala como es este, con bolas navideñas y lazos. Igual que el rebaño de 70 ovejas que también participará.

Carteros con burritos

Los carteros reales se harán acompañar, para mejor realizar su cometido, de 14 burritos. Y habrá también sitio para animales más exóticos, como dos elefantes auténticos, tres dromedarios y una cebra que cerrarán el desfile.

Y en medio, los auténticos protagonistas: los tres hombres sabios que llevaron al Niño, según la tradición, oro, incienso y mirra, y que en esta ocasión llegarán precedidos por el ángel de la Anunciación -una bailarina con alas que evolucionará «colgada» del cielo- y los 30 caballos del escuadrón ecuestre de la Guardia Civil, con sus 30 caballeros.

Los tres Reyes Magos -con los que este año colaboran muy activamente los concejales populares Jesús Moreno y David Erguido junto con el edil socialista Gabriel Calles- llegarán en tres carrozas, cada una de ellas tirada por seis caballos: blancos los de Melchor, zaínos los de Gaspar, y negros los de Baltasar.

Caramelos y cuentos

A lo largo de los casi tres kilómetros de recorrido, los ocupantes de las carrozas y los Reyes Magos irán regalando a los niños que les ven pasar toneladas de caramelos, y también de minicuentos, convenientemente envueltos y de tamaño y material susceptible de no romper la cabeza de nadie. «Los tres cerditos» y «La Cigarra y la hormiga», grandes clásicos con mensaje, serán los obsequios que se repartirán -en tamaño más grande y en mano por los carteros reales; más pequeños y lanzados desde las carrozas por Sus Reales Majestades- durante la Cabalgata, por gentileza de la Asociación de Editores de Madrid.

Cuando la comitiva real llegue a Cibeles, subirá al escenario a leer su mensaje navideño. Allí, y a lo largo del recorrido en diversos puntos, habrá coros de diferentes países cantando canciones navideñas: «Neno Xesús» (en gallego), «El cant dels ocells» (catalán), «Feliz Portal, Ator Ator» (euskera) y «Campana sobre campana», o «Fun, fun, fun» (castellano).

Coros y villancicos

También habrá villancicos en latín -«Adeste fideles»- y de diferentes países como Suecia, Italia, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Uruguay, Venezuela y Argentina. Cantarán los coros de la Escolaía Nuestra Señora del Recuerdo, coro de la Comunidad de Madrid y Escolanía del Escorial.

En cuanto a las proyecciones que podrán verse en el escenario de Cibeles, reproducen «La Adoración de los pastores», en las versiones pintadas por Anton Rafael Mengs, Bartolomé Esteban Murillo, Francisco Rizi, Luis de Morales, El Greco y Fray Juan Bautista Maino; el tríptico «La Natividad. La Adoración de los Reyes Magos. La purificación», pintada por Hans Memling, y la «Natividad» de Juan Correa de Vivar y de Piedro da Cortona.

Precisamente en 2013, se cumplen 60 años desde que salió a la calle la primera Cabalgata de Reyes organizada por el Ayuntamiento de Madrid. Partió a las seis de la tarde de las Escuelas Aguirre, atravesó la calle de Alcalá, llegó a Sol, enfiló la calle Mayor, y concluyó en la Plaza de la Villa, donde los Reyes Magos fueron recibidos por el alcalde, el conde de Mayalde.

Se tiene constancia de Cabalgatas navideñas en Madrid desde antes: ABC registra en su archivo fotografías de alguna en 1929. En la mayoría de los casos, las organizaban medios de comunicación, como el periódico El Heraldo o las emisoras Radio Nacional o Radio Madrid.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.