Instalaciones de Radio Arrebato en la IES Brianda de Mendoza
Instalaciones de Radio Arrebato en la IES Brianda de Mendoza - j. c. abánades

Radio Arrebato: 25 años de trabajo altruista

La Asociación de la Prensa de Guadalajara reconoce la labor de la emisora del IES Brianda de Mendoza

Actualizado:

Ilusión, altruismo y pasión por la radio. Esos ingredientes son los que están detrás de Radio Arrebato, una emisora de instituto que, después de más de 25 años funcionando, ya es parte de la historia cultural de Guadalajara y cuya trayectoria ha sido reconocida este año por la Asociación de la Prensa de Guadalajara, a pesar de que, tras sus micros, se escondan personas de toda condición que, sin ser profesionales, han conseguido llegar hasta la remota Australia, Chile o Estados Unidos.

La historia comienza en 1988, cuando el inconformista Fernando Borlán, poeta y profesor de lengua y literatura al que sus alumnos apodaban «Dalí» -y no por sus bigotes-, decide junto algunos de sus alumnos, retransmitir los actos del 150 aniversario del instituto en el que impartía clases, el Brianda de Mendoza.

La cosa cuajó tanto que se decidió establecer una emisora regular, a semejanza de muchas de las radios pirata que surgieron en los ochenta. Borlán utilizaba la radio como su propia aula y, en vez de leer en clase los versos de Neruda, invitaba a la emisora a figuras como Benjamín Prado, Rafael Alberti y Joaquín Sabina.

Materia prima

«Fue quien dio con la tecla de llevar la radio al instituto y de que esto fuera una garantía para que siempre hubiese gente, porque con los alumnos, la materia prima no falta nunca», explica Álvaro Nuño, uno de los periodistas que ha pasado por la radio y que actualmente dirige un programa, «Briandando», en el que las anécdotas del Brianda de Mendoza se mezclan con la charla política entre personalidades del mundo de la política en Guadalajara.

Pero no solo Nuño comenzó sus primeros pasos en el periodismo en un «cuchitril» -la pequeña sala desde donde emite la radio a todo el mundo, forrada con cartones de huevos y carteles de festivales, grupos, conciertos-. También pasaron por aquí otros periodistas de la provincia, como Antonio Herráiz (locutor de COPE años más tarde), Óscar Sarmiento (productor de TVE), Mónica Chaparro (que formaba parte del equipo de ABC Punto Radio) y Fernando Rojo (periodista de ABC). Precisamente éste último es quien da el empujón definitivo a Radio Arrebato para que la emisora salte a internet como presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, Alumnos y Profesores del IES Brianda de Mendoza (AIBM), órgano que rige la emisora. «En ese verano previo él puso el dinero para la infraestructura y yo me tiré todo el tiempo estudiando cómo se podía conectar la radio a la red», explica Juan Claudio Abánades, técnico de la radio desde hace más de 15 años. «Entonces nos empiezan a escuchar desde cuarenta países diferentes, que no es un número, sino que tenemos las estadísticas reales que lo afirman. Y te das cuenta de que esto es una emisora grande, pero hecha con recursos muy pequeños».

De Radio Arrebato además han salido citas culturales tan memorables como el festival Panal Rock, que consiguió llenar el auditorio con miles de personas para que bailasen a ritmo del «Devil came to me» el hit del momento que una banda española pero que cantaba en inglés había puesto de moda. «Se contrató justo una semana antes de que pegaran el bombazo. Dover vino por 125.000 pesetas y al fin de semana siguiente tocaron en el Festimad, consiguiendo unas críticas brutales», explica José Alberto Blanco, alias «Tanano», otro de los artífices de que la familia Arrebato siga funcionando y presentador de «Los perros en el Chill Out». La emisora también formaría parte del Tenorio Mendocino -en el que el propio Fernando Borlán, de nuevo, también estuvo implicado en su creación- y el Maratón de los Cuentos.

«En el maratón nos escucharon 12.000 personas de 30 o 40 países diferentes y emitiendo desde una habitación cutre. Internet nos pone en esos casos al nivel de la Ser, pero con la magia añadida de que cada programa es de su padre y de su madre», asegura Nuño. Esa magia reside en la composición del equipo, en el que ninguno es profesional. Radio Arrebato está abierto a todo aquél que quiera participar y a principios de curso, en septiembre, proponga un programa propio y asista a la reunión en el Brianda de Mendoza. «Acogemos desde la infancia hasta la tercera edad. Los más jóvenes tienen 16 años y el más mayor ya ha cumplido los 60. Es una satisfacción que, aunque cada año se vaya gente, otra viene para sustituirles. Y aún así se sigue quedando gente fuera», explica Juan Claudio.

Y todo esto en un clima de absoluta libertad, respetando todos los puntos de vista. De hecho, entre los fundadores se encuentran José Carlos Moratilla, quien llegó a presidir la Diputación de Guadalajara, pero que en ese momento ostentaba el cargo de secretario provincial de las Juventudes Socialistas; y Antonio Ruiz, diputado del Partido Popular en la actualidad, aunque en aquella época era el presidente provincial de las Nuevas Generaciones. «Ser independientes durante todos estos años es un triunfo. Pero el verdadero logro es haberse mantenido dando guerra en las ondas», asegura Nuño.