Abel Caballero, tras ser nombrado presidente de la FEMP el pasado fin de semana
Abel Caballero, tras ser nombrado presidente de la FEMP el pasado fin de semana - efe
«OPERACiÓN PATOS»

La Fiscalía pide la imputación del nuevo presidente de la FEMP, Abel Caballero

El caso salpica a medio centenar de empresarios, funcionarios y políticos, entre ellos el expresidente de la Diputación de Pontevedra Rafael Louzán

Actualizado:

El Ministerio Fiscal ha emitido un informe en el que pide que se tome declaración como imputado, además de a las cinco personas detenidas en febrero de 2014 en la «operación Patos», a otro medio centenar de empresarios, funcionarios y políticos, entre los que están el alcalde de Vigo y nuevo presidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), Abel Caballero; el expresidente de la Diputación de Pontevedra Rafael Louzán y varios de los concejales de la corporación viguesa.

En este caso, que saltó hace un año y medio, pero del que se acaba de levantar el secreto de sumario, se investiga una supuesta trama de corrupción entre empresas de limpieza y políticos gallegos.

La Fiscalía solicita que la causa se divida en piezas separadas. Entiende que debe haber inhibiciones en favor de los juzgados de Ponteareas (Pontevedra), Santiago, Orense y Pontevedra, en función de los hechos que se han investigado, y que implican a administraciones que tienen sede en estas localidades.

Con respecto a los presuntos implicados, el nombre más destacado es el de Caballero, que el pasado fin de semana se convirtió en el presidente de la FEMP y que obtuvo una abultada mayoría absoluta para el PSOE en las pasadas elecciones municipales. También se encuentra Louzán, líder de PP pontevedrés; la delegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, y su jefe de gabinete; los concejales socialistas vigueses Isaura Abelairas, Ángel Rivas y David Regades, y José Manuel Figueroa, edil popular en Vigo.