Alberto Núñez Feijóo y el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, la empresa promotora
Alberto Núñez Feijóo y el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, la empresa promotora - ABC

Un parque eólico sin subvenciones para abastecer a 12.000 viviendas

Galicia inaugura su primera instalación energética de este tipo desde 2012

Actualizado:

La inauguración del parque eólico de Cordal de Montouto, a caballo entre el municipio coruñés de Aranga y el lucense de Guitiriz, supuso en el día de ayer un paso adelante en la implantación de las energías renovables en Galicia por diversos motivos. En primer lugar, porque es el primero de España que no ha necesitado de subvenciones públicas para funcionar de un modo rentable tras el cambio de marco retributivo acontecido en enero de 2012, por lo que puede enseñar a la industria el camino para conseguir un modelo de negocio viable hacia el futuro, pues facturará en función de la electricidad que pueda colocar en el mercado.

En la presentación de los seis aerogeneradores que conforman la instalación participaron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, la empresa promotora, que lanza su primer parque desde 2009 en una Comunidad que hacía más de dos años que no contaba con ninguno no experimental de nuevo cuño. Durante el acto se anunció que las obras contaron con una inversión superior a los 14 millones de euros y una potencia instalada de 14 megavatios que producirán unos 37 gigavatios por hora al año, el equivalente al consumo de 12.000 hogares. Desde la compañía se apuntó que en la fase construcción del proyecto, entre junio y diciembre del pasado año, se emplearon a 258 personas sin que hubiese que lamentar accidentes y que se prevé que su funcionamiento se pueda alargar hasta superar las dos décadas.

«Repotenciación»

En el turno de intervenciones, el presidente de la Xunta destacó la «eficiencia» del proyecto y la reivindicación de la importancia estratégica de las energías renovables. Para Feijóo, en la Comunidad existen unas «condiciones adecuadas» para producir electricidad verde por su orografía y las características naturales. En este sentido, pondera especialmente a la eólica por ser «la que más se acerca al umbral de rentabilidad» y señaló que actualmente es el tercer territorio español en potencia instalada y el segundo en producción. Además, recordó el liderazgo de la región en energía verde y su capacidad productora de diversas variedades, lo que coloca a Galicia como «uno de los lugares más competitivos» de la Península Ibérica. Del mismo modo, Feijóo estableció como objetivo de futuro la «repotenciación» de los parques eólicos con torres nuevas de mayor potencia y capacidad productiva. Para ilustrar esta necesidad, la ejemplificó con los generadores de Cordal de Montouto, a la vanguardia de la tecnología del sector.

Apuesta por Galicia

Por su parte, el presidente de Gas Natural Fenosa remarcó que la apertura de Cordal de Montouto representa el inicio de las nuevas inversiones de la multinacional energética en Galicia, en una muestra de su «contribución al desarrollo económico y energético» en una Comunidad en la que cuenta con 11 parques, cuya potencia total suma 290 megavatios y en la que se avanza en la tramitación de otros 294. Tales actuaciones se enmarcan en un plan quinquenal de la compañía que culminará en 2017 con un montante total de inversiones que alcanzará los 860 millones de euros y que podría llegar a ampliarse hasta los 1.100 millones.