Sus Majestades, acompañados por el presidente de la República de Portugal y su esposa
Sus Majestades, acompañados por el presidente de la República de Portugal y su esposa - efe

El Rey implica a la «juventud formada» en la construcción de la Europa social

Don Felipe ha abogado en La Coruña por avanzar hacia una Europa «social y competitiva, desarrollada en base a la solidaridad, la innovación y el desarrollo tecnológico»

Actualizado:

El Rey Felipe VI ha abogado por avanzar hacia una Europa «social y competitiva, desarrollada en base a la solidaridad, la innovación y el desarrollo tecnológico» y por contar en este proceso con «la juventud más formada de nuestra historia reciente», durante su intervención en La Coruña en la entrega de las Medallas de Oro del Eixo Atlántico y la clausura de su XXIII Asamblea General, junto a la Reina doña Letizia y el presidente de la República de Portugal, Aníbal Cavaco Silva.

Por su parte, en su discurso, Cavaco Silva ha reivindicado el «enorme potencial» que representan Galicia y el Norte de Portugal y ha elogiado el trabajo del Eixo Atlántico en la «colaboración transfronteriza» entre ambas regiones.

Al acto, en el Teatro Rosalía de Castro, en La Coruña, han asistido numerosas autoridades, entre ellas, la ministra de Fomento, Ana Pastor; el presidente la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la presidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo; el alcalde de La Coruña y presidente del Eixo Atlántico, Carlos Negreira; y el líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro.

Además, han asistido al acto numerosas autoridades del ámbito político, civil, económico y social como el presidente de la Diputación, Diego Calvo; el presidente de Abanca, Javier Etcheverría, el vicepresidente de la entidad y presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet o el presidente de la Fundación Barrié, José María Arias.

En el acto, el Rey ha manifestado que «el proyecto de integración europea» que «ha aportado el mayor periodo de paz en nuestro viejo continente tiene aún mucho camino que recorrer y una inmensa proyección».

«Para avanzar, para alcanzar el mayor desarrollo, para superar las crisis, debemos ser partícipes de un gran proyecto común como el que Europa representa», ha recalcado en su intervención. En ella, ha subrayado también la necesidad de «creer en sus objetivos y trabajar por su mejora continua».

Por otra parte, ha destacado «las afinidades de todo tipo» que comparten Portugal y España. «Nuestros desafíos son semejantes», ha remarcado Su Majestad. En este sentido, ha dicho que ambos países «están llamados a desempeñar un papel determinante en el proceso de construcción europea» y ha calificado la cooperación transfronteriza como «un instrumento muy valioso».

En la misma línea, ha abogado por contar con el apoyo en este proceso «de la juventud más formada de nuestra historia reciente». «La necesitamos para impulsar a España y Portugal, que es nuestra forma más directa de hacer progresar a Europa».