El alcalde, momentos antes de su declaración ante De Lara el pasado 30 de junio
El alcalde, momentos antes de su declaración ante De Lara el pasado 30 de junio - efe

Rey Varela confirma que ni él ni Diego Calvo tuvieron relación alguna con Vendex

El alcalde de Ferrol se ha mostrado «tranquilo» ante la investigación que el juzgado de Lugo realiza de las llamadas durante 21 días entre él y el presidente de la Diputación de La Coruña en 2011

Actualizado:

El alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, imputado por un supuesto delito de cohecho en el marco de la Operación Pokemon, se ha mostrado «tranquilo» ante la investigación que el juzgado de Lugo realiza de las llamadas durante 21 días entre él y el presidente de la Diputación de La Coruña, Diego Calvo, en 2011, porque ha reiterado que no tuvo «ninguna vinculación» con Vendex y el grupo de empresas investigadas.

En declaraciones a los medios de comunicación en Ferrol, ha asegurado que no mantuvo «ninguna vinculación, ninguna conversación y ningún encuentro con ese grupo de empresas» y que «no puede haber pruebas porque no hay ningún tipo de implicación».

Preguntado sobre la petición de información a compañías telefónicas por parte de la Jueza Pilar de Lara de las llamadas entre él y Diego Calvo entre el 15 de mayo de 2011 y el 4 de julio de ese mismo año, Rey Varela ha vuelto a manifestar que «está tranquilo» y que desconoce por qué se pueden pedir estos datos.

«Un alcalde hace decenas de llamadas pero no tuve nunca ninguna vinculación con ese grupo de empresas investigadas, total tranquilidad», ha asegurado Rey Varela, que ha puntualizado que desconoce las veces que puede hablar con un compañero, y que no sabe si lo que investiga el Juzgado son conversaciones entre ambos o posibles llamadas sobre el grupo de empresas investigadas.

En todo caso, ha recordado que también «Diego Calvo ya ha dicho que nunca ha tenido ninguna vinculación con este grupo de empresas».

Que finalice «lo antes posible»

Rey Varela ha vuelto a pedir que «finalicen lo antes posible» las investigaciones judiciales y reitera que es «fundamental» la prueba fonométrica solicitada, con la que confía en poder demostrar que no es su voz la que se escucha en las llamadas telefónicas de 2011 grabadas por Vigilancia Aduanera y en las que el delegado de Vendex en Galicia, José María Tutor, acuerda un encuentro con una persona apodada 'Josman' con la intención, supuestamente, de entregarle 3.000 euros.