«Que veinte años no es nada»
El exfutbolista serbio falló el penalti que daría la primera Liga al Dépor - afp

«Que veinte años no es nada»

Dos décadas después del penalti que falló Djukic contra el Valencia, en La Coruña sigue abierta la herida de aquella Liga que se pudo ganar pero se perdió en el último minuto

Actualizado:

En un involuntario homenaje a uno de los tangos más inmortales que salieron de la quinta provincia gallega, los deportivistas no pueden evitar, cuando llega el 14 de mayo, volver, «con la frente marchita y la nieve del tiempo plateada en la sien», a aquel momento en el que el defensa serbio Miroslav Djukic falló el penalti que le hubiese dado al Deportivo de La Coruña su primer título de Liga. Este año se cumplen dos décadas del fallo desde los once metros más famoso de la historia del fútbol español. Pero en la ciudad herculina nadie olvidó aquel momento, e incluso los que no lo vivieron lo cuentan como si aquel día de 1994 hubiesen estado vibrando al pie de Riazor. Ya se sabe, volviendo de nuevo a Carlos Gardel, que «veinte años no es nada».

Era la última jornada de la mejor temporada de aquel «Superdépor», que ocupaba la primera posición de la tabla, un punto por delante del Barcelona. Ese partido, en casa frente al Valencia, había sido concebido para ser una auténtica fiesta blanquiazul. Pero los «chés», de quienes siempre se dijo que habían recibido sustanciosos maletines desde Barcelona, se defendieron con fiereza hasta que, en el minuto 89, pitaron un penalti a favor del Deportivo. El delirio. En ausencia del legendario Donato, le tocó lanzarlo a Djukic. Tomó aire, cogió carrerilla y... lo tiró suavecito, directamente a las manos del portero valencianista, José Luis González, que lo celebró como si hubiese ganado el Mundial. En el Camp Nou, el Barcelona cumplía y se alzaba con la Liga.

Ni siquiera el título liguero que, finalmente, acabó en La Coruña en el año 2000, hizo olvidar aquel penalti fallado del que, veinte años después, aún se habla en las noches más melancólicas de los bares de la ciudad.