Triacastela quiere crear un museo para mostrar in situ las pinturas rupestres

Podrían ilustrar de este modo uno de los restos «más antiguos de la Península Ibérica»

Actualizado:

La alcaldesa de Triacastela, Olga Iglesias, ha anunciado que tiene en mente la creación de un museo en la Cova de Eirós para mostrar in situ las pinturas rupestres y un habitáculo que fueron hallados hace un año y que reciben la consideración de «unos de los más antiguos de la Península Ibérica».

No obstante, la regidora popular reconoció que las «dificultades económicas» frenan su viabilidad y su puesta en valor, puesto que sería precisa una inversión de entre trescientos y cuatrocientos mil euros.

Asimismo, explicó que el ayuntamiento necesita ayuda de la Xunta de Galicia y del Ministerio de Cultura para sufragar la inversión.

«Es un momento complicado económicamente, pero ya con lo que hay nos interesaría hacerlo y poder diversificar nuestra oferta de turismo y que no se ciña solo al Camino de Santiago» apuntó.

Iglesias asegura que «es la principal fuente en Galicia, por su piedra caliza» de lo que pudo haber sido la prehistoria en la comunidad gallega. «Perfectamente podría llevar el nombre de Centro de Interpretación de la Prehistoria de Galicia», sugiere.

El próximo domingo se iniciará una nueva campaña de trabajos de investigación con arqueólogos de la Universidad de Santiago de Compostela, como viene sucediendo en los últimos cinco años.

«Esperamos que este año se encuentren más restos y se clarifiquen aún más los que están pendientes de clarificar. La excavación se hace durante tres o cuatro semanas al año y el resto es para el estudio de los vestigios que se encuentren. Esperemos que nos ofrezcan luz de cosas interesantes, aunque después de las pinturas rupestres del año pasado va a ser difícil de superar, pero supongo que no imposible», advirtió.

Todos los restos se pueden datar entre 10.000 y 120.000 años aunque la mayor parte «se sitúan en torno a treinta mil años», según Iglesias.