efe

Prisión para tres pedófilos detenidos por planear secuestrar a niños para violarlos

Plantearon utilizar a menores en orgías o someterlos a encierros en condiciones infrahumanas o de iniciar en prácticas sexuales a niños a los que previamente drogarían para que no pudieran recordar los abusos

Actualizado:

Tres de los cuatro detenidos en Galicia en el marco de una operación policial contra una supuesta red de pedofilia han ingresado ya en prisión por orden judicial, según ha confirmado este lunes el delegado del Gobierno, Samuel Juárez. Se trata de dos personas arrestadas en La Coruña, y de otra detenida en Vigo. Un cuarto implicado fue detenido en Bueu (Pontevedra) y ha quedado en libertad con cargos tras prestar declaración.

Además, en el marco de esta operación policial, se ha detenido a otras cuatro personas en Andalucía, Asturias y Madrid, y otras dos han sido imputadas. Según ha señalado el delegado del Gobierno en Galicia, los supuestos pedófilos planeaban cometer delitos «gravísimos» contra menores. Asimismo, ha subrayado que los hechos que se investigan han causado «sorpresa» por «la crudeza y gran depravación» de los mismos. En ese sentido, ha hecho un llamamiento a «padres y menores» sobre el peligro de las redes sociales. «Hay que decirles a los menores que tengan mucho cuidado cuando se relacionan con personas que no sepan quiénes son y que eviten siempre intercambiar imágenes con contenido erótico a través de la red», ha advertido. También ha apuntado que no tiene conocimiento de que haya habido víctimas o que se esté buscando a menores desaparecidos relacionados con esta investigación.

Esta operación policial se ha desarrollado tras un año de investigaciones, a raíz de la denuncia de una persona que había contactado a través de Internet con uno de los ahora detenidos. Éste le había propuesto que formase parte de una trama en la que se compartía pornografía infantil y se hablaba de prácticas sexuales aberrantes con menores Los agentes lograron identificar a las personas que participaban en estas conductas presumiblemente delictivas. En el marco de las investigaciones realizadas se supo que, además de compartir archivos de pornografía infantil, algunos de los detenidos confesaban haber cometido abusos sexuales.

Incluso llegaron a hablar de secuestrar a niños y someterlos a prácticas sádicas. Los indicios obtenidos mostraron la intención del grupo de llevar a cabo gravísimos delitos. Plantearon utilizar a menores en orgías o someterlos a encierros en condiciones infrahumanas o de iniciar en prácticas sexuales a niños a los que previamente drogarían para que no pudieran recordar los abusos. Tras analizar los contactos mantenidos por los pedófilos, los investigadores averiguaron que sus intenciones eran, presuntamente, seleccionar a sus víctimas entre los menores de su entorno, aunque también barajaban la posibilidad de traerlos del extranjero de familias marginales. Igualmente se identificó a tres niños españoles que podrían estar en situación de riesgo, por lo que se planificó un operativo policial para la detención de los implicados y el registro de sus domicilios.