«Santiago ha sido siempre un plató cinematográfico»
Martín en la presentación - ABC

«Santiago ha sido siempre un plató cinematográfico»

La directora del I Festival de cine y televisión Camino charla con ABC

Actualizado:

Del 3 al 7 de junio, la capital gallega acogerá la primera edición del festival de cine y televisión Camino de Santiago. Un certamen que nace con vocación de consolidarse e insistir en que el «séptimo arte» y el audiovisual son un bien común cultural necesario en la sociedad actual. Así, el primer festival de cine y televisión Camino de Santiago reivindica este tipo de eventos como un lugar de encuentro de la cultura. Ayer, tras la presentación oficial del próximo certamen, ABC tuvo oportunidad de charlar con su directora, Nazaret Martín.

—¿En qué consiste este festival?

—El eje central del certamen es la sección oficial, a concurso, de largometrajes del cine español. El ganador se llevará como premio 10.000 euros. En paralelo, hay una sección sobre el Camino de Santiago, en la que se proyectarán películas documentales del Camino. Además, tenemos una parte dedicada a rodajes en Compostela, no oficial, en la que se mostrarán —en colaboración con la Film Commission— cinco películas de directores gallegos, que ya han sido estrenadas.

—¿De dónde nace esta vinculación con Santiago?

—La empresa que organiza el festival tiene sede en Santiago. Yo llevo ocho años aquí, mi marido es gallego... Me siento gallega de adopción. Santiago ha sido siempre un plató cinematográfico para muchas productoras nacionales y a nivel mundial. Nosotros teníamos que aprovechar esto.

—¿Cuál es el objetivo que motiva la celebración de este certamen?

—Vimos que los festivales están cayendo cada vez más, porque carecen de subvenciones. Aun así, queremos seguir promocionando el cine de autor y el cine hecho en Galicia (tenemos una sección dedicada a jóvenes talentos). Estamos convencidos de que se puede seguir haciendo festivales, aunque haya que darles una vuelta de tuerca, y tengamos que buscar patrocinios privados. Hay que buscarse la vida por otro lado para seguir promocionando el talento gallego. Aquí hay mucha gente joven que viene pisando fuerte y no tienen la posibilidad de brillar en su país, porque a veces tienen más proyección fuera y en su propia tierra pasan desapercibidos.

—Nadie es profeta en su tierra...

—Tenemos que cambiar el chip. Nosotros estamos en eso. Estamos aquí y queremos reivindicarlo.

—¿Está en crisis el mundo del cine?

—Está en proceso de cambio. Quiero creer que más que en crisis, está cambiando. A mí no me gusta esa palabra, intento decir cambio. Hay que modificar muchas cosas. Faltan ayudas, y hay que arriesgarse. Me suelen decir que estoy loca liderando una iniciativa privada.

—¿Os costó reunir a los participantes de este festival?

—Yo solo tengo palabras de agradecimiento para todos los seleccionados, tanto directores, como las productoras... Para nosotros, aunque un festival no es algo innovador, todo era nuevo. Temíamos un poco a lo que podía pasar, sin embargo nos hemos encontrado con todo lo contrario. Con la colaboración de todos los participantes y también con la valentía de los que hemos montado todo esto.