Un derbi desde el infierno
La ciudad herculina se conjuró tras el lema «Esta hinchada nunca se rinde» - Facebook
Fútbol

Un derbi desde el infierno

La situación dramática que viven Deportivo y Celta en la clasificación imprime al clásico del fútbol gallego tintes de tragedia

Actualizado:

Deportivo y Celta se encuentran al borde del abismo. El partido de esta noche entre los dos conjuntos gallegos en la Liga BBVA, penúltimo y último en la clasificación respectivamente, puede resultar al mismo tiempo acicate y golpe letal a cada uno de los contendientes por lo que reste de temporada. El conjunto blanquiazul necesita los tres puntos para mantener viva la leve llama que ilumina su quimérico intento de salvar la categoría. Por su parte, los vigueses ven en este derbi su gran oportunidad para revertir su tendencia negativa fuera de casa, engancharse a los equipos que le superan y, de paso, dejar hundido a su máximo rival.

A pesar de que se encuentran relativamente próximos en la tabla, ambos conjuntos llegan con sensaciones dispares al gran clásico del fútbol gallego. Mientras el Celta convence sin vencer, con un juego vistoso al que ha castigado su debilidad defensiva en momentos cruciales; el Deportivo viene ofreciendo en muchos tramos de la temporada una imagen muy pobre, aunque con una leve mejora tras la llegada de Fernando Vázquez al banquillo.

La Coruña en estos momentos vive una fiesta, una suerte de conjura de sus famosas «meigas» para que salvar al equipo del desastre. El ambiente es parecido al de las ya añejas noches de gloria deportivista. La afición blanquiazul, que ha animado al equipo hasta la extenuación, quiere llevar a sus jugadores en volandas para que sigan peleando en cada una de las finales que se le presentan.