Testigos del caso Baltar admiten que no pidieron un puesto en la Diputación de Orense
La concejala del PP en el Ayuntamiento de O Carballiño, Pilar Caride, a su salida de los Juzgados - efe
SEGÚN LOS ABOGADOS DE LA ACUSACIÓN

Testigos del caso Baltar admiten que no pidieron un puesto en la Diputación de Orense

Según el abogado del PSOE, los trabajadores reconocieron su vinculación con el PP. Las declaraciones previstas esta semana se han suspendido

Actualizado:

Los cuatro trabajadores de la Diputación de Orense que este martes prestaron declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de la ciudad, en relación a las diligencias abiertas para investigar al expresidente provincial José Luis Baltar, reconocieron que son afiliados del PP y algunos de ellos volvieron a ser contratados por el hijo del exbarón y actual presidente de la institución, José Manuel Baltar.

Las declaraciones de los testigos Rosa María C.V., Josefa A., Juan Luis Cachaldora -concejal en Nogueira de Ramuín- y Pilar Montserrat Caride -edil en O Carballiño- se iniciaron a las 17.00 horas y se prolongaron hasta pasadas las 20.30. La comparecencia de cada uno de ellos se extendió entre 30 y 40 minutos y contó con la presencia de los abogados de todas las partes, además de la defensa de Baltar y el fiscal, y las dos acusaciones populares, ejercidas por Manos Limpias y PSOE.

Tras esta primera sesión, el abogado del PSOE, José Arcos, declaró que los testimonios «constatan todo lo denunciado» en relación a un supuesto delito continuado de prevaricación administrativa al producirse contrataciones a dedo. «Con su declaración apuntalan todo lo que sabemos», ha aseverado tras indicar que todos ellos reconocieron su vinculación con el PP.

Por su parte, el letrado de Manos Limpias, Ángel Francisco Gómez, ha señalado que, en su opinión, «hay indicios suficientes» y las declaraciones de estos cuatro trabajadores acreditan que hubo contrataciones sin respetar los procedimientos legales.

En las comparecencias de los testigos, según han explicado los abogados a la salida, quedó claro que ninguno de los cuatro trabajadores pidió por iniciativa propia un puesto laboral en la Diputación, «ni presentaron su solicitud por registro». Según Arcos, no supieron explicar por qué los contrataron, «aunque no reconocieron que fuesen contratados a dedo». Algunos de ellos reconocieron que fueron «renovados» en sus puestos en la Diputación ourensana mediante contratos realizados en fechas posteriores por José Manuel Baltar.

Incidentes en el exterior

En el exterior del Pazo de Xusticia se produjo un roce con el acompañante de Josefa A., que se enfrentó a los medios de comunicación, pegó una patada a un cámara de televisión y llegó a perseguir al fotógrafo de una agencia.

Las declaraciones previstas esta semana en relación a la querella contra Baltar se han suspendido, según informa el TSXG.