El accidente del autobús de Badajoz «debe de servir de lección» sobre las drogas
Al conductor de la retroexcavadora involucrado en el accidente se le imputan cinco delitos de homicidio por imprudencia - efe

El accidente del autobús de Badajoz «debe de servir de lección» sobre las drogas

El presidente extremeño destaca las gravísimas consecuencias de conducir tras consumir estupefacientes

Actualizado:

El accidente del autobús que costó la vida a cinco niños de Monterrubio de la Serena «debe de servir de lección» sobre las consecuencias que puede tener conducir bajo los efectos de las drogas, según el presidente extremeño, José Antonio Monago.

Monago, que se trasladó ayer a Monterrubio de la Serena, volvió a mostrar su pesar y su dolor por la muerte de estos niños en un accidente de tráfico en el que se vieron involucrados el autobús en el que viajaban y una retroexcavadora, cuyo conductor ha ingresado en prisión sin fianza después de que los primeros análisis determinaran que había consumido drogas, concretamente cannabis y cocaína.

En el pabellón polideportivo, donde está instalada la capilla ardiente, el presidente extremeño destacó que «conductas de este tipo tienen consecuencia», en este caso gravísimas, pues «cinco familias se han quedado sin cinco chavales».

«Una parte de justicia»

Por eso ha abogado por que al menos «se establezcan las responsabilidades a las que hubiera lugar» tras este accidente y se haga «una parte de justicia, porque la justicia no se puede hacer al cien por cien», ya que no se puede devolver la vida a los fallecidos.

Por otra parte, José Antonio Monago ha mostrado el agradecimiento de Extremadura por «todas las muestras de cariño, condolencia y consideración del pueblo español» y ha especificado que ha recibido el pésame tanto del Rey como del Príncipe de Asturias y del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entre otros.

El presidente extremeño, que ya estuvo en la noche del jueves con las familias en el lugar del accidente, asistirá hoy a la misa funeral junto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, una ceremonia que será oficiada por el arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, junto a los párrocos de Monterrubio de la Serena y de La Nava, localidad natal de uno de los fallecidos.