Imagen del portavoz de Podemos e impulsor de la iniciativa, Antonio Montiel
Imagen del portavoz de Podemos e impulsor de la iniciativa, Antonio Montiel - efe
POLÍTICA

Los expresidentes valencianos se quedarán sin chófer, sin asesores y sin despacho

La ley para retirar privilegios a los expresidentes de la Generalitat inicia su trámite en el Parlamento autonómico

Actualizado:

La proposición de ley presentada por Podemos para retirar los "privilegios" materiales y personales a los expresidentes de la Generalitat ha iniciado su tramitación en Les Corts Valencianes con el voto favorable de todos los grupos, excepto el PP que se ha abstenido. La iniciativa afectará a los expresidentes Joan Lerma (PSPV), Eduardo Zaplana, José Luis Olivas, Francisco Camps y Alberto Fabra (todos ellos del Partido Popular):

La iniciativa de Podemos propone suprimir los artículos del Estatuto de expresidentes que establecen los medios materiales y personales de los que estas personas pueden disfrutar, como oficinas, asesores, chófer, automóvil y escoltas, así como el relativo a su incorporación al Consell Jurídic Consultiu (CJC).

La diputada de Podemos Fabiola Meco ha considerado que esta norma es "impropia de un sistema democrático" pues solo establece derechos, "prerrogativas y privilegios" para los expresidentes pero no hace ninguna referencia a su obligaciones o limitaciones ni estableced sanciones.

Ha destacado que el Estatuto de expresidentes tiene "tres silencios clamorosos" por no establecer las funciones de los expresidentes ni la obligación de dar cuentas e informar de su actividad, por no regular la revocación de estos privilegios y por no establecer incompatibilidades.

Meco ha asegurado que para Podemos el reconocimiento social "a nivel honorífico" de estas personas es suficiente y por ello, proponen la derogación del resto de articulado de la ley.

El popular José Juan Zaplana ha justificado la abstención del PP, pues están de acuerdo con abrir este debate, pero ha pedido "elevar la altura" para hablar del papel que deben desempeñar los expresidentes de la Generalitat, establecer incompatibilidades y no desperdiciar sus conocimientos.

Zaplana ha criticado que la propuesta de Podemos se limite a "eliminar artículos" y ha pedido que se hable en positivo sobre el trabajo que deben desempeñar estas personas porque si no pueden trabajar en el sector privado ni el público ni ejercer labores de asesoramiento, "pues que se mueran", ha planteado.

El diputado, quien ha propuesto el reto de que de que esta norma salga adelante con el apoyo mínimo del 80 % de la Cámara, ha lamentado que se esté preocupado por el futuro y el trabajo de cinco personas, en lugar de ocuparse del futuro y trabajo de los cinco millones de valencianos.

El portavoz socialista Manuel Mata ha apoyado la tramitación de la norma, pero ha considerado necesario que ésta regule la figura de los expresidentes para que no se desaprovechen sus conocimientos y para que ninguno de ellos puedan encontrarse en una situación económica "sin ingresos".

Desde Ciudadanos, Antonio Subiela ha avanzado que matizarán la iniciativa durante la tramitación parlamentaria, pues entienden que es necesario "garantizar la representación social y la reinserción laboral" de los expresidentes.

Mireia Mollà (Compromís) ha abogado por establecer una regulación sobre las incompatibilidades y el poder de influencia de los expresidentes, y ha considerado que limitar esta cuestión a la oficina, el chófer o los asesores sin tener en cuenta lo anterior será "un error".