Imagen del belén que recibirá el Papa Francisco
Imagen del belén que recibirá el Papa Francisco - AVAN
RELIGIÓN

El Papa recibe un belén hecho en la cáscara de un huevo por un fraile valenciano

Conrado Estruch quiere dar a conocer al Pontífice su labor, con la que obtiene fondos para entidades caritativas

Actualizado:

El fraile capuchino Conrado Estruch, cuya exposición benéfica de belenes elaborados con materiales de desecho inauguró el pasado sábado el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha enviado este miércoles al Papa Francisco uno de sus nacimientos, realizado dentro de una cáscara de huevo de gallina que ha recortado y pintado.

El belén que ha enviado al Pontífice incluye dentro del huevo, que ha sido recortado en la parte frontal, simulando la entrada a una cueva, figuras en miniatura y a color de San José y la Virgen María con el Niño Jesús, el buey y la mula detrás.

En lo alto del huevo, que ha sido pintado en color blanco con cenefas en purpurina e hilo dorado, ha sido ubicado un pequeño ángel, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Asociación Amigos de San Antonio, entidad que colabora con la exposición de fray Conrado y ha promovido el envío del obsequio.

La entrega del belén al Papa “pretende dar a conocer al Pontífice la labor que desarrolla el fraile capuchino, su obra benéfica y la fama de santidad de Conrado Estruch, que tiene predilección por los más pobres”, han añadido.

Junto al nacimiento, que ha sido enviado a la Secretaria de Estado del Vaticano, con un embalaje especial para artículos muy frágiles, los representes de la Asociación adjuntan una carta en la que explican esta iniciativa. Igualmente, han enviado al arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, otro nacimiento idéntico para felicitarle también la Navidad.

La exposición benéfica de belenes elaborados manualmente por el fraile capuchino Conrado Estruch, de 88 años de edad, permanecen expuestos en el convento de San José, de los capuchinos, en la calle Cirilo Amorós, 67 de Valencia. La muestra permanecerá abierta “hasta que se agoten los belenes”, en horario de mañanas, de 10 a 13 horas, y de tardes, 17 a 20 horas.

Este año, la exhibición incluye nacimientos elaborados con diferentes tipos de materiales de desecho, como maderas, juguetes, máquinas de escribir y cafeteras.

Los visitantes de la muestra de belenes pueden adquirir los nacimientos a cambio de un donativo, que será destinado a la atención de las necesidades de más de 200 familias valencianas sin recursos, a la Casa Cuna Santa Isabel, al Cottolengo del Padre Alegre, a la asociación para la Defensa de la Vida Provida y a misioneros de la orden capuchina en Somalia, Guinea Ecuatorial, Bolivia, Colombia y Honduras.