Imagen del presidente de la Generalitat junto a otras autoridades en la presentación de la Agenda Digital
Imagen del presidente de la Generalitat junto a otras autoridades en la presentación de la Agenda Digital - abc
elecciones autonómicas 2015

Génova mide a Fabra con cinco dirigentes más en los sondeos para elegir candidatos

Rita Barberá, Esteban González Pons, José Císcar, Isabel Bonig y María José Catalá figuran en unas encuestas que se están elaborando en varias autonomías desde septiembre

Actualizado:

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, deslizó el pasado lunes que su partido puede optar entre «bastantes personas» para convertirse en candidatos autonómicos y municipales -en la respuesta a una pregunta específica sobre el futuro de Esperanza Aguirre y Alberto Fabra-. La enigmática respuesta, además de certificar que muchos dirigentes del PP tienen que afrontar la competencia de otros aspirantes a liderar sus proyectos regionales -o locales-, obedece en realidad a actuaciones concretas llevadas a cabo por Génova.

Fuentes populares consultadas por este diario aseguran que la dirección nacional está desarrollando desde el pasado mes de septiembre una serie de sondeos en diferentes autonomías, encaminadas a conocer el grado de popularidad, valoración y percepción del acierto en la gestión de varios de sus barones territoriales.

Alberto Fabra es uno de los dirigentes examinados, según dichas fuentes, y en su caso la comparación se está realizando con valores consolidados del PPCV, como Rita Barberá y Esteban González Pons, y otros miembros del Consell que -por su trayectoria o su valor emergente- también han sido incluidos en las encuestas que analizará Pedro Arriola. Así, Isabel Bonig, María José Catalá y José Císcar «compiten» con su jefe directo en el macroescenario demoscópico que Génova quiere clarificar antes de que Mariano Rajoy tome sus decisiones.

Barberá como termómetro

En las encuestas se han «mezclado» dirigentes de otros partidos para ofrecer una mayor muestra social. El caso de Rita Barberá se utiliza como termómetro frente al resto de dirigentes del PPCV, al considerarse el principal activo en cuanto a popularidad del partido, aunque es seguro que no entrará en la carrera por la candidatura a la Presidencia de la Generalitat. Es prácticamente seguro que repetirá como candidata a la Alcaldía del Ayuntamiento de Valencia.

Alberto Fabra no está ni mucho menos descartado, y el tiempo parece jugar a su favor. Como él mismo destacó el miércoles, tiene «posibilidades» de ser el cabeza de cartel, aunque hay una corriente de la dirección nacional que apuesta por un perfil «de futuro», en el que encajan Bonig y Catalá.

El factor femenino también cotiza al alza entre los encargados de analizar las encuestas en Génova, dado que, según sus estudios, la pérdida de votantes del PPCV ha sido muy acusada en las mujeres de entre 40 y 60 años de edad. Una mujer como candidata facilitaría la identificación de esas potenciales votantes con la formación de la gaviota.

La decisión de Mariano Rajoy de hacer públicos los candidatos en el mes de febrero (aunque en las plazas importantes podrían conocerse antes) limita el tiempo de reacción y el PP no quiere dejar nada a la improvisación, ya que un eventual mal resultado electoral en mayo en una determinada región supondría una fragmentación interna a seis meses de las generales.

Fabra, además de presidente de la Generalitat, es también presidente del PPCV, por lo que cualquier cambio -habitualmente los presidentes son candidatos- deberá ser consensuado para evitar problemas mayores.

El presidente valenciano no es el único dirigente del panorama nacional sometido a esta «competencia», establecida por Génova para elegir a los candidatos, ya que los sondeos también se están produciendo, entre otras plazas, para el Ayuntamiento de Madrid. Como ya adelantó ABC en su día, Pío García Escudero, Soraya Sáenz de Santamaría y Cristina Cifuentes estarían en la quiniela con Esperanza Aguirre.

Revisión general

En el ámbito autonómico, Ignacio González (Madrid), José Ramón Bauzá (Islas Baleares), Alberto Garre (Región de Murcia), José Antonio Monago (Extremadura) o el propio Juan Manuel Moreno (Andalucía) están inmersos en esos sondeos con potenciales competidores. A día de hoy parece que solo la propia Cospedal (Castilla-La Mancha) y Luisa Fernanda Rudi (Aragón) tendrían garantizada su continuidad, mientras que la de Juan Vicente Herrera (Castilla y León) estaría condicionada a su propio deseo. En el caso de Madrid y Valencia, los candidatos se podrían conocer en enero.