Imagen de Luís Santamaría, conseller de Gobernación y Justica
Imagen de Luís Santamaría, conseller de Gobernación y Justica - mikel ponce
política

Santamaría critica que la AVL «ha dejado de ser una academia de la lengua valenciana»

El conseller de Gobernación asegura que la Academia ya no separa la defensa del valenciano de la integración lingüística y cultural

Actualizado:

El conseller de Gobernación y Justicia, Luis Santamaría, ha asegurado que la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) nunca debió dejar de ser “una academia de la lengua valencia que defendiera a ultranza nuestra lengua como principal seña de identidad del pueblo valenciano”.

Santamaría ha asegurado que resulta “contradictorio que instituciones que tienen rango estatutario como la AVL se alejen de la función que la Norma básica de nuestro autogobierno le atribuye: la de velar por nuestra lengua y defender su identidad”.

Según Santamaría, la AVL “ debería reflexionar y volver a ser lo que nunca debió dejar de ser, una fuente de consenso sin contribuir a un conflicto que los valencianos no deseamos y que del que el Gobierno de la Generalitat no va a formar parte”.

Durante su visita a la Fira d'Agost de Xàtiva, Santamaría ha destacado que los valencianos “necesitamos creer en nuestro autogobierno”. “Si queremos -ha dicho- que desde Madrid se atiendan reivindicaciones históricas como una financiación justa y si queremos ocupar un lugar destacado que, por derecho propio nos corresponde, debemos creer en nuestra identidad”.

Para Luis Santamaría “no hay nadie menos interesado en abrir viejas batallas que el Consell, pero la Acadèmia Valenciana de la Llengua debe cumplir con el mandato que el Estatut d’Autonomia le encomienda, que es proteger la lengua valenciana”. El conseller de Gobernación y Justicia ha reiterado que la AVL “debería continuar en la senda que justificó su creación y su razón de ser: una academia de la lengua valenciana”.

El conseller ha recordado: “somos muchos los que confiábamos en que esta institución sirviera para poner fin a un conflicto histórico que con la creación de la AVL queríamos desterrar y no alimentar, pero en estos momentos la institución parece haber abandonado esa posición de superación de un conflicto para cruzar el Rubicón que separa la defensa de la singularidad del valenciano, de un proceso de integración lingüística y cultural que no es compartido ni está amparado por la mayoría de la sociedad valenciana”.

Luis Santamaría ha añadido que esta situación llega en un contexto en el que sigue abierto “un proceso de ruptura del modelo constitucional a nivel nacional que debería llevarnos a todos a ser muy prudentes y del que los valencianos nos sentimos muy alejados”.