cultura

Los pequeños cantores de Valencia, Medalla de Oro de la Ciudad

El Ayuntamiento concede la condecoración para recompensar los méritos por trabajos ostensibles en favor de la ciudad

Actualizado:

El próximo 4 de octubre, en el Ayuntamiento de Valencia, tendrá lugar el acto de entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad a los Pequeños Cantores de Valencia. Una condecoración que tiene por objeto recompensar los méritos que se han contraído por trabajos ostensibles en favor de la ciudad.

Los Pequeños Cantores de Valencia, en sus cincuenta años de historia, han contribuido notablemente a relanzar la música coral en tierras valencianas cantando más de 450 obras en más de 700 conciertos, han exportado la imagen de Valencia por España y Europa en cada una de sus 47 giras, y han sido semilla de muchos coralistas, cantantes, directores, profesores y maestros de música, compositores e instrumentistas.

Cuando Jesús Ribera fundó Pequeños Cantores de Valencia, eran muy pocas las agrupaciones corales de la ciudad. Hoy, medio siglo después de aquellos primeros pasos, la situación es bien distinta. En Valencia hay cerca de un centenar de corales y al frente de muchas de esas agrupaciones figuran nombres que un día moldearon su voz en el coro impulsado en 1963.

Josep Lluis Valldecabres, director del Orfeón Navarro Reverter, Pau de Luis, titular de la batuta de la Coral Sant Yago, y Carmina Moreno, actual directora de los Pequeños Cantores, son sólo un ejemplo de la aportación a la música valenciana de la coral que se dispone a celebrar su cumpleaños. A los nombres que se entregaron a la dirección se unen los de voces que se formaron en la coral hoy son cantantes líricas. Isabel Rey, Isabel Monar, Erica Escribá, Eugenia Burgoyne, Silvia Tro, Luis Vicente y Joan Valldecabres. También hay muchos Pequeños Cantores al frente de la educación musical en colegios y coros escolares. No faltan quienes emprendieron el camino de la composición.

Mientras todos ellos se han ido abriendo camino en el mundo de la música, la escuela no ha dejado de educar nuevas voces. Cuenta con cerca de 300 niños distribuidos en distintos coros, según las edades