El crimen de Picassent: Una vida truncada por una deuda de 276 euros
Imagen del coche de la fallecida; en el recuadro - ABC
COMUNIDAD VALENCIANA

El crimen de Picassent: Una vida truncada por una deuda de 276 euros

Los investigadores encuentran bridas en el solar donde fue encontrado el cuerpo calcinado de Rosa Hervás

Actualizado:

Más de un centenar de vecinos de la localidad valenciana de Picassent se han concentrado este jueves para expresar su repulsa por el crimen de la joven de 32 años Rosana Hervás, cuyo cuerpo fue localizado quemado en la madrugada de este miércoles en un paraje de Llíria.

En la concentración, celebrada a las 16.00 horas en la Plaza del Ayuntamiento de la localidad, han participado familiares y amigos de la víctima y miembros de la corporación municipal. El padre de Rosana ha intervenido para agradecer el respaldo recibido por todo el pueblo. La Guardia Civil ha detenido a una pareja -un hombre de 37 años y una joven de diecinueve- por su presunta implicación en el crimen. Estas dos personas vivían desde hacía poco tiempo en Burjassot. En su vivienda, en la calle Capitán Uribarry, los agentes practicaron este miércoles un registro, según han informado fuentes municipales. Asimismo, agentes de la Policía Local se tuvieron que desplazar recientemente hasta este domicilio por una pelea entre los ahora detenidos, que terminaron con cargos, según han apuntado las mismas fuentes a Europa Press.

De acuerdo con las primeras pesquisas, la víctima habría quedado con el hombre ahora detenido, quien le debía 276 euros. Sin embargo, lejos de cobrar la deuda, Rosa perdió la vida. La pareja del detenido confesó los hechos, que atribuyó a su novio, y llevó a la Guardia Civil al paraje de la localidad de Lliria donde quemaron el cuerpo de su víctima, a la que habrían trasladado ya muerta al solar. Los investigadores han encontrado unas bridas en el lugar

En la concentración, la alcaldesa de Picassent, Conxa Carcía, ha expresado la condena por el crimen de Rosana. "Hemos condenado, condenamos y condenaremos toda clase de violencia, defendemos y defenderemos el derecho a la vida, y creemos y continuaremos creyendo en la justicia para que actúe ante este tipo de acciones que nos dejan una sensación imborrable de amargura e impotencia". Para empezar el acto, Almudena Puchol, amiga de la joven, le ha dedicado unas palabras en nombre de su grupo de amistades. El padre de Rosana, José Luis Hervás, ha agradecido, en su nombre y en el de su familia, el respaldo de todo un pueblo, consternado por la muerte de una vecina "ejemplar", según ha informado el consistorio en un comunicado. En la concentración, han soltado dos palomas y se ha guardado minutos de silencio.