Nuestro Padre Jesús Nazareno luce nueva túnica
Detalle de la nueva túnica que lucirá Nuestro Padre Jesús de Nazareno, de la cofradía de los Moraos - abc
daimiel

Nuestro Padre Jesús Nazareno luce nueva túnica

Ha sido elaborada por el bordador sevillano Francisco Carrera

Actualizado:

Después de casi tres años y sus distintas etapas para emprender el cambio de túnica del titular de la Cofradía daimieleña Nuestro Padre Jesús Nazareno, la más numerosa de Daimiel excediendo los 5.000 hermanos, este sábado quedaba presentada oficialmente la nueva vestimenta. Se trata de una obra realizada por el bordador sevillano Francisco Carrera. La iglesia de La Paz se ha quedado pequeña para acoger a fieles, hermanos, autoridades y medios de comunicación que querían verla por primera vez. Muchos de ellos de la localidad, pero también procedentes de Sevilla y Madrid. Se ha utilizado un maniquí que simulaba las dimensiones y figura del Titular. El sacerdote y consiliario de la Cofradía, Valentín Sánchez-Rojas se ha encargado de bendecirla.

Durante la presentación, se han ido intercalando las marchas procesionales, a cargo de un quinteto de viento-metal, con las alocuciones que abría Sánchez-Rojas. El sacerdote ha dicho que «esta túnica tiene que significar la presencia de Dios y dar testimonio así de la vida cristiana».

Por su parte, Andrés Márquez, presidente de la Cofradía Nuestro Padre Jesús Nazareno, visiblemente emocionado, ha explicado que cuando se inició este proyecto de alta transcendencia, y ahora se comparte, «se traduce en una enorme satisfacción». Más de dos años de trabajo en los que se volcó el propio Carrera, muestra de su compromiso personal, ha dicho, y cuyo resultado ha sido producto del entendimiento entre ambas partes. Ha recalcado el trato dispensado hacia la Junta Directiva, por eso, «has entrado a formar parte de la Cofradía y la has servido como un morao entregado». Ha citado el trabajo realizado para el Niño Jesús que pronto también verá la luz y la «profesionalidad, cariño y esmero hacia la imagen más venerada en Daimiel».

El propio bordador ha explicado el proceso de elaboración apoyándose en imágenes y ha agradecido la «confianza» depositada en la confección de una túnica que sigue el modelo de la túnica antigua pero a la que se incorporan detalles y estética con perspectiva de futuro y elementos característicos del municipio.

El alcalde, Leopoldo Sierra, ha cerrado el turno de intervenciones recalcando el carácter «histórico» de la jornada de este sábado por la presentación de la nueva túnica del titular de la Cofradía y la celebración en jornada vespertina del Vía Crucis Magno con motivo del Año de la Fe. Sierra ha indicado que la nueva vestimenta de la Cofradía más numerosa de localidad «engrandece el inmenso patrimonio cultural y artístico que atesoran las cofradías y hermandades daimieleñas». Una obra de arte que ha catalogado de «exclusiva e irrepetible» y cuyo cambio visual, después de ochenta años, ha supuesto «una decisión acertada».

La túnica quedará expuesta en la Casa Museo de la calle Jesús a partir de este domingo. El titular quedará adecentado con la nueva vestimenta de cara al besamanos del próximo sábado 9 de marzo, momento de su puesta de largo. Francisco Carrera estará presente para ataviar a Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Al acto han asistido miembros de la Corporación Municipal y autoridades de otros municipios como la alcaldesa de Tarancón y diputada María Jesús Bonilla y la alcaldesa de Villarrubia de los Ojos, Encarnación Medina, entre otros.

Datos técnicos

Para la elaboración de esta nueva indumentaria se ha tenido en cuenta la anterior hechura realizada por las religiosas carmelitas y que durante casi ochenta años ha vestido a Jesús Nazareno. Las medidas de la actual confección son exactamente iguales a la del atuendo anterior (190 x 240 centímetros). Para su elaboración se ha utilizado terciopelo de algodón morado con hilo de oro, ambos de primera calidad y todas las técnicas posibles para el bordado en oro al realce. Esto hace que nos encontremos ante una pieza artística con gran personalidad y un valor añadido.

Asimismo se han utilizado diferentes puntos como puntita simple y triple, setillo y setillo combinado con hojill, empedrado, media onda simple y encontrada, a la pluma y pespuntes. También se han usado materiales, moteos y torzales de diferentes calibres, mate brillo, hojilla y hojilla rizada, canutillo inglés y técnica de cartulina de diferentes materiales, muestra armada, hojilla brunida y al ziczac. Para su confección se han empleado tejidos en combinado de oro y seda y bordado en seda pisada.

Los bordados están situados en cuello, mangas, parte delantera y parte trasera. Igualmente los trabajos más destacados como cruz, sudario y ángeles coinciden con las zonas donde la actitud de caída de Nuestro Padre Jesús Nazareno permite dar importancia a las labores de bordado. El cuello y la parte baja están rematados con un bordado en forma de corona de espinas. Los motivos de pasión: clavos, paño de Verónica, columna, flagelos...junto con toda una serie de representaciones vegetales y flores de clara simbología pasional como lirios y rosas relacionan esta pieza artística con a iconografía para la que está realizada.