Vista aérera de Badia del Vallés
Vista aérera de Badia del Vallés - abc

Badia, el municipio catalán construido según el mapa de España

El nomenclátor y la situación de las calles reproducen la península, y los bailes regionales dan nombre a las escuelas

MARÍA JESÚS CAÑIZARES
Actualizado:

España vive en Cataluña. Literalmente. Badia del Vallès, un municipio de 14.000 habitantes de la provincia de Barcelona, fue construido en los años setenta del pasado siglo según el mapa de España, de forma que el nomenclátor y la situación de las calles reproducen la península. Asimismo, los bailes regionales españoles dan nombre a las escuelas públicas de esta ciudad de la comarca del Vallès Occidental.

Así, las avenidas del Cantábrico y del Mediterráneo delimitan esta localidad catalana, en la que también se encuentran las calles La Mancha, Santander o Burgos, todas ellas situadas en el lugar que le corresponde, según el plano de España y Portugal (calle del Algarve). Asimismo, los nombres de los colegios públicos rinden homenaje a los bailes regionales: Las Seguidillas, La Sardana, La Muñeira y La Jota.

La denominada entonces Ciudad Badia fue concebida con la finalidad de aliviar la alta concentración de inmigrantes procedentes del resto de España que, en los años sesenta, se trasladaron a Barcelona a trabajar. El Ministerio de Vivienda planificó la construcción de 12.000 viviendas sociales, pero finalmente solo se construyeron 5.372 en forma de grandes bloques, de entre 5 y 16 plantas, rodeados de zonas verdes.

Ciudad Badia fue inaugurada por Don Juan Carlos y Doña Sofía, que entonces eran Príncipes de Asturias, el 14 de julio de 1975, como territorio dependiente de Barberà del Vallès y Cerdanyola del Vallès. No fue hasta 1994 cuando una ley del Parlamento catalán aprobó su creación como municipio independiente con el nombre de Badia del Vallès.

El municipio está gobernado por el PSC y su alcaldesa se llama Eva Menor. Es uno de los municipios españoles más pequeños (0,91 kilómetros cuadrados) y con más densidad de población.