Mascarell: «El Estado español no funciona; es jerárquico y autoritario»
El consejero catalán de Cultura, Ferran Mascarell - ines baucells

Mascarell: «El Estado español no funciona; es jerárquico y autoritario»

El consejero catalán de Cultura asegura que «hay que perder el miedo ante la posibilidad de un estado catalán»

Actualizado:

El consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, ha asegurado hoy que el "el Estado español no funciona" y ha añadido que es "jerárquico y autoritario" y "no ha conseguido ser nunca el estado de todos". El consejero ha hecho estas declaraciones en el transcurso de la conferencia "En transición: ¿qué política, qué cultura, qué país?", que ha pronunciado hoy en el marco del Fòrum Europa.

Mascarell ha dicho que "el Estado español no funciona, tiene que estar al servicio de los ciudadanos, no al revés" y ha destacado: "somos la primera generación que reclama un estado propio para Cataluña" y, en este sentido, ha asegurado que "hay que perder el miedo ante la posibilidad de un estado catalán".

En su intervención, el conseller ha señalado que "el Estado español es jerárquico y autoritario", cuando debería "estar al servicio de la nación" y "ordenar la vida en común". "Es difícil que encontréis en Europa -ha aseverado- un país con ejemplos tan perniciosos contra los intereses de la gente como sucede en el estado español".

En este sentido, ha citado los cambios en la normativa del sistema educativo, ha denunciado la "indiferencia" ante la elevada tasa de paro y ha asegurado que hay "incapacidad para resolver el encaje de Cataluña".

En cuanto a la propuesta de celebrar una consulta soberanista, Ferran Mascarell ha defendido la necesidad de debatir "mucho sobre la consulta y el calendario" y ha precisado: "sobretodo, nos tenemos que poner al servicio de una sola lógica. Pongamos el proceso en manos de la mayoría que se establece en el Parlament y seamos muy precisos".

En cuanto a las necesidades de Cataluña en el ámbito cultural, cree que esta comunidad necesita "suficiente soberanía como para tener una buena fiscalidad, una buena ley de propiedad intelectual y una buena ley de mecenazgo", temas que, ha denunciado, hace treinta años que se reclaman y aún están pendientes