Dos castellano-manchegos, rumbo a Silicon Valley
Fernando Martín y Lidia Viso partirán este mes de julio a Estados Unidos - abc

Dos castellano-manchegos, rumbo a Silicon Valley

La albaceteña Lidia Viso y el ciudadrealeño Fernando Martín estarán del 21 al 27 de julio allí gracias al programa Yuzz

Actualizado:

Uno de los valles más famosos del mundo, aunque no sea por su paisaje natural, es el Valle del Silicio –conocido como Silicon Valley-, el vivero de empresas de tecnología más grandes del mundo situado en la zona sur del área de la Bahía de San Francisco, en el norte de California (Estados Unidos).

Este será el destino de dos jóvenes castellano-manchegos que este mes partirán a Silicon Valley gracias a los proyectos que han presentado para el programa Yuzzde la Fundación Banesto, que este año cumple su cuarta edición. Lidia Viso García-Donas, albaceteña de 28 años, y Fernando Martín Gil, ciudadrealeño de 23 años, se sumarán a otros 31 emprendedores españoles que entre los días 21 y 27 de julio viajarán a la cuna de multinacionales como Google, Microsoft o Facebook para aprender de ellas y ver si pueden abrirse las puertas del mercado laboral.

Profesora de francés y orientadora en el Colegio de la Compañía de María de Albacete, Lidia Viso consiguió su plaza para viajar a Silicon Valley con el proyecto «Apply Sign», que consiste en una aplicación para iPad y Tablets para el aprendizaje de la lengua de signos. La idea, indica, se basa en la creación de una multiplataforma en dispositivos móviles y web dirigida a personas con deficiencia auditiva, tanto niños como mayores, para favorecer su integración y comunicación. «Se trata de unidades didácticas mediante lengua de símbolos organizadas por niveles de conocimiento», indica.

La joven albaceteña explica que «Apply Sign» tiene tres canales de comunicación -designado, icónico y verbal-, entre los cuales el usuario puede elegir, pudiéndole guiar y evaluar en todo momento. Con ello, se ofrece un paquete de servicios de valor añadido, de forma gratuita, durante un mes a aquellos usuarios ya registrados en la plataforma.

Reconoce que no tenía formación previa en informática, pero a raíz de elaborar este proyecto se interesó debido a su trabajo de orientadora y su inclinación por el mundo de la discapacidad. Así, cuenta que al departamento de orientación llegan muchos niños con diferentes síndromes y discapacidades que no saben cómo integrarlos, para lo cual ha creado este sistema de comunicación.

«Será un placer compartir esta experiencia con otras personas afines y con las mismas ideas», asegura Lidia Viso, quien remarca que le encanta aprender y siempre está haciendo cursos. Aun así, estaría abierta a cualquier tipo de oferta laboral en Silicon Valley, sitio sobre el cual ha empezado a informarse ávidamente al haber sido elegida por su proyecto.

Por su parte, Fernando Martín Gil es un estudiante que se encuentra en el último año de Ingeniería Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, a falta tan solo del proyecto fin de carrera para terminar, y se encuentra trabajando también en un grupo de investigación de la Facultad.

«Estoy muy contento porque han sido siete meses de trabajo y me ha costado bastante porque no tenía conocimiento previo de lo que era un plan de empresa», afirma este joven ciudadrealeño. Su proyecto se llama « ePark» y es una aplicación para efectuar estacionamientos de los coches en zona azul usando el teléfono móvil y la tecnología NFC, «que es parecido al Bluetooth pero con muchas más ventajas al ser más rápida», destaca.

«Lo que se busca es ofrecer una nueva alternativa para que el usuario pueda realizar este proceso de forma más simple y cómoda y además permite ahorrar tiempo y dinero, ya que es un sistema por el que solo pagas cuando el coche está estacionado, sin peligro de pasarte o de quedarte corto en el tiempo y que te puedan multar», explica. «Es un orgullo haber sido elegido para ir a Silicon Valley», manifiesta Fernando Martín, quien se muestra motivado ante esta oportunidad que va a vivir junto con otros compañeros que tienen las mismas inquietudes.

Este joven de Ciudad Real tiene también interés en ver las diferencias que existe entre Estados Unidos y España, aprovechar la oportunidad para aprender y empaparse de todas las novedades que están apareciendo allí. «Mi familia se ha alegrado mucho por esta noticia, ya que ha visto que me lo he currado mucho, al compatibilizar el trabajo y la universidad. Al final el esfuerzo y el trabajo obtiene su recompensa», concluye.

El programa Yuzz está concebido como un vivero de grandes ideas potenciando la inteligencia colaborativa y poniendo a disposición de los participantes durante los siete meses de duración del programa toda la infraestructura, asesoramiento, formación y el conocimiento de negocio necesarios para facilitar la viabilidad de los proyectos presentados por los jóvenes emprendedores. Además, durante el último trimestre del año los tres proyectos más brillantes de España recibirán una dotación económica (30.000, 20.000 y 10.000 euros) para contribuir a hacer realidad su idea empresarial.