Globalcaja cierra 2012 con un beneficio de 10,7 millones de euros después de impuestos
Los responsables de Globalcaja durante la presentación de los resultados de 2012 - abc
ECONOMÍA

Globalcaja cierra 2012 con un beneficio de 10,7 millones de euros después de impuestos

El presidente de la entidad, Luis Díaz Zarco, finaliza su mandato y le cede el puesto al vicepresidente, Higinio Olivares

Actualizado:

El presidente de Globalcaja, Luis Díaz Zarco, presentaba el que era su último balance al frente de la entidad y que calificó de muy satisfactorio, teniendo en cuenta la difícil situación económica. Y es que la cooperativa de crédito cerró el año 2012 con unos beneficios después de impuestos de 10,7 millones de euros, un resultado inferior al del ejercicio anterior porque se han destinado más de 57,6 millones de euros a provisiones, requeridas por los Reales Decretos de reestructuración bancaria.

Acompañado de los copresidentes de la entidad, Higinio Olivares -que ha tomado el relevo en la presidencia, tras la reunión del consejo rector celebrado ayer-, y Carlos de la Sierra; el director general, Ernesto Berdala, y el subdirector, Pedro Palacios, Díaz Zarco indicó que «el contexto en el que se presentan estos resultados correspondientes a 2012, no puede ser ni más complicado, en el plano real, ni más esperanzador, en el del sector, si bien esta compleja realidad seguirá afectando a la actividad de todo el sector hasta que las reformas emprendidas por el Gobierno den su fruto».

Resultado de la fusión

También resaltó el presidente de Globalcaja el acierto que ha sido la fusión hace algo más de un año de las cajas rurales de Ciudad Real, Cuenca y Albacete, pues se han conseguido todos los objetivos planteados y se han superado «con creces las diferentes reformas llevada a cabo durante este año». Destacó que Globalcaja se ha colocado en la quinta cooperativa de crédito más grande de España por activos totales.

El director general, Ernesto Berdala, fue el encargado de ofrecer los datos más significativos del balance de Globalcaja en 2012. Destacó que gracias a su modelo de negocio de cercanía, conocimiento y de compromiso con los clientes, la entidad ha mejorado su capacidad de generación de resultados sólidos y recurrentes, habiendo crecido todos los márgenes de la cuenta de resultados; tanto el margen de intereses con un incremento del 17,2% respecto al pasado año, como el margen bruto con un incremento del 15,9%, como el margen antes de provisiones que se ha situado en 70,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 36% respecto al ejercicio 2012. De estos 70,1 millones de euros se han destinado 57,6 millones a provisiones.

Los principales resultados

Berdala resaltó el incremento en el tamaño del balance del 10% respecto al año anterior, situándose en 2012 en 5.240 millones de euros. La tasa de morosidad está por debajo de la del sector, con una elevada cobertura de dudosos, que a cierre de 2012 asciende al 96%, lo que supone mejorar en 1,5 veces la media del sector.

El ratio de liquidez es del 116% frente al 72,5% del sector, lo que sitúa a Globalcaja como una de las entidades con mejor ratio de liquidez del sistema financiero español. Esta posición garantiza el crédito a la economía real castellano-manchega con una posición de liquidez de 1.602 millones de euros.

La solvencia se sitúa en el 12,32%, con un capital principal del 11,39% muy por encima del 9% establecido como obligatorio.

En cuanto a la inversión crediticia, el director general destacó el crecimiento del crédito concedido; en 2012 se formalizaron en Globalcaja casi 13.000 operaciones de activo, lo que supone una decidida apuesta por llevar crédito a todos los sectores productivos de la región.

El total de recursos gestionados se ha incrementado un 1,3% interanual, situándose en 3.917 millones de euros, lo que sigue reflejando la confianza de los clientes en la gestión de la entidad, resaltó el director general.

Ernesto Berdala quiso destacar que la entidad dispone para este año de más de 1.200 millones de euros para operaciones de crédito, si bien éste no fluye porque no hay proyectos; «la falta de confianza», dijo, es un lastre a la hora de acudir a las entidades a pedir un préstamo, explicó. También Díaz Zarco dijo que el crédito fluye desde la entidad pero «no hay peticiones», aunque están deseando recibir proyectos para financiarlos, sin son viables.