La desimputación de García Prieto supone un alivio para Silván
La desimputación de García Prieto supone un alivio para Silván - ical
política

La juez desimputa a García Prieto y allana el camino de Silván a la Alcaldía

Su condición frenaba un acuerdo con C’s, que no negocia con listas que tengan a alguien en esta situación

Actualizado:

La línea roja marcada por Ciudadanos de no sentarse a negociar con listas en las que haya algún imputado dificultaba seriamente el acceso a la Alcaldía de León de la candidatura del PP de Antonio Silván. Y es que tras no lograr los apoyos suficientes en las urnas, éste necesita un socio para la investidura y los de Albert Rivera parecían los únicos factibles. Sin embargo, todo podía resquebrajarse al figurar entre sus colaboradores electos Francisco Javier García Prieto, que había sido citado a declarar con esa condición en el caso que investiga si hubo una administración desleal del Consejo de Administración de Caja España en la refinanciación de los créditos a su ex presidente Santo Llamas. Pero ayer la situación dio un giro de 180 grados, al revocarse la imputación del popular -y la del resto de consejeros- y volverse a abrir la puerta hacia un bastón de mando azul. Así, si hasta ayer su situación podría haber llevado a Antonio Silván a optar por mantenerle en sus filas o ceder la Alcaldía, finalmente en lugar de salir de la lista del popular -donde ocupaba el octavo puesto- lo ha hecho de la de imputados, eliminando la barrera que ponía freno a las conversaciones y allanado el camino a un pacto con Ciudadanos, que tiene la batuta del futuro municipal por ser en número de concejales el único que pueden declinar la balanza.

La cabeza de lista de Ciudadanos en León, Gemma Villarroel, reconoció que el caso de García Prieto «es complicado», por lo que pedirán asesoramiento al partido a nivel nacional «para saber qué hacer». «Si la jueza decide revocar su imputación dejará de estarlo», pero lo particular del caso hace necesaria una consulta a nivel superior.

Si Prieto no fuera impedimento, en principio y pese a que quieren escuchar a todas las partes, Ciudadanos ha manifestado su posición favorable a dejar gobernar a la lista más votada -en el caso de León, la del PP-. Es una «opción sensata», señaló Villarroel. Sin embargo, no limitarán su decisión a este hecho, hablarán «con todos» y darán su apoyo a aquellos con los que lleguen «a un mayor entendimiento». Algo que dejaría la puerta abierta al PSOE, que además del «sí» de Ciudadanos necesitaría también llegar a un acuerdo con Despierta León (Podemos) o León en Común (IU) para arrebatar el puesto a Silván.

Estas conversaciones tendrán lugar, según Villarroel, «la próxima semana», porque ésta la dedicarán «a reflexionar». Lo que sí tiene claro es que no entrarán a formar parte del futuro equipo de Gobierno «porque así lo decidimos si no lográbamos ser la fuerza más votada, como ha ocurrido» y el apoyo se limitaría a la investidura y acuerdos puntuales durante la legislatura. Además, las decisiones de C’s se supeditarán al comité autonómico que se crea hoy y que coordinara los pactos de gobierno en la Comunidad.

Declaración aplazada

La desimputación de los consejeros que en enero de 2009 aprobaron las novaciones a Llamas se produjo el mismo día en el que se aplazaban -podrían no retomarse hasta octubre- las declaraciones previstas para este martes y viernes de los 14 exmiembros del Consejo de Administración -entre ellos el popular- para dar más tiempo a las partes para analizar la documentación. En cuanto a la revocación de la desimputación, el motivo se debe a que el abogado que representaba a la defensa y Caja España en realidad no tenía los poderes para ello y no se encargaba de defender a la entidad desde hace años, según señalaron a Ical fuentes cercanos al caso. Por ello, la jueza ha decidido anular todas las actuaciones del letrado, aunque el caso no queda cerrado.