elecciones autonómicas

El PP perdería la mayoría absoluta y el PSOE obtendría sus peores resultados

El partido de Herrera sería la fuerza más votada con entre 39 y 41 escaños

Actualizado:

El PP tendrá que sudar más incluso de lo previsto para lograr finalmente una nueva mayoría absoluta en Castilla y León que ahora mismo tendría perdida, según la encuesta que GAD3 ha realizado para ABC y que otorga a la formación que lidera Juan Vicente Herrera una horquilla de entre 39 y 41 escaños, alejada de los deseados 43 que le garantizarían una nueva legislatura en el poder.

Sin conocer el contenido de este nuevo estudio demoscópico, el candidato ya hacía este sábado en estas mismas páginas de augur al prever que el próximo 24 de mayo el Partido Popular podría tener «el resultado más ajustado» de la historia en la Comunidad, aunque también apuntaba en la entrevista concedida a este periódico que se encuentra «más motivado que nunca» precisamente por esas «dificultades» que se avecinan.

Lo cierto es que de confirmarse en las urnas los pronósticos de la encuesta, los populares obtendrían los peores resultados en Castilla y León desde que se presentan bajo las siglas del PP (1991). En aquellos comicios obtuvieron 43 «sillones» en el parlamento regional, por encima de los que les da el estudio de GAD3 para ABC. Desde entonces, la formación de la gaviota siempre consiguió mayorías absolutas muy claras hasta llegar al techo de los 53 procuradores en las pasadas elecciones de 2011.

La estimación, por tanto, les quitaría entre 12 y 14 escaños con un porcentaje de voto que se situaría por debajo del 40% (39,2). Con este resultado, lo lógico es que el Partido Popular gobierne cuatro años más en Castilla y León, pero necesitaría o llegar a acuerdos posiblemente con Ciudadanos, que con hasta doce escaños sería más «llave» que «timón», pese a los anhelos expresados en Valladolid por Albert Rivera, su jefe de filas.

Si el PP pega un importante «bajón», la encuesta confirma el desmoronamiento del Partido Socialista, que encadenaría otro batacazo tras el registrado ya en 2011. Y es que la formación liderada por Luis Tudanca conseguiría apenas entre 22 y 24 procuradores con un porcentaje de voto estimado del 24,5 por ciento firmando en ambos casos sus peores datos en toda la Democracia al perder entre cinco y siete escaños en cuatro años.

La encuesta no hace sino confirmar además el gran momento de Ciudadanos. Al contrario de la mayoría de las comunidades, los de Rivera —encabezados en la región por Luis Fuentes— superarían con cierta claridad a Podemos y podrían lograr en su debut entre once y doce puestos en el hemiciclo castellano y leonés gracias a los sufragios del 13,5% de las personas que prevén votar el 24 de mayo. Mientras, las huestes de Pablo Iglesias, con el otro Pablo, en este caso Fernández, como candidato en Castilla y León, se estrenarían con diez u once procuradores y un apoyo del 11,8%.

El quinto partido que parece tener asegurada su presencia en las Cortes de Castilla y León es Izquierda Unida que, junto a Equo, volvería a obtener un procurador, aunque con un respaldo menor en las urnas. Mientras, una de las sorpresas que puede deparar la jornada del próximo domingo es que la Unión del Pueblo Leonés se quede sin representación. Con apenas el apoyo del 0,6% de los votos, su tradicional presencia en el parlamento regional está en el aire por primera vez desde 1995.

Más complicado aún lo tiene UPyD, que pierde buena parte de los apoyos que cosechó en 2011 y se quedaría de nuevo fuera de las Cortes regionales. El estudio, que se realizó entre el 6 y el 11 de mayo entre 550 residentes en la Comunidad, prevé también un ligero aumento de la abstención, que pasaría del 28,9 al 30 por ciento.

Pese al descenso que pronostica para el PP, tres de cada cuatro encuestados —el 77,2 por ciento— cree que los populares serán la formación más votada, mientras que sólo un 5,7 confían en la victoria socialista. Además, el 25,6% se decanta directamente por Juan Vicente Herrera como presidente, más del doble de los que desean que Tudanca tenga las llaves del Colegio de la Asunción. Curiosamente, y quizás fruto del desapego con la clase política, hay más de un 40 por ciento de ciudadanos que no se «moja».

Respecto a la probabilidad de votar a un partido concreto llama la atención que haya más encuestados que admitan que Ciudadanos será su elección con «muchas» o «bastantes» opciones —casi un 22 por ciento— de los que tienen claro que lo harán al PSCL —un 19,6%—. En esta «clasificación» de nuevo el PP estaría por delante con algo más de un 30% de voto «asegurado. Por último, UPyD e IU son los partidos que no tienen «ninguna» opción de ser respaldados por el 84,7 y el 78,7% de los encuestados. El rechazo a Podemos también es significativo.