Las profesoras de la Universidad de Salamanca explican su proyecto
Las profesoras de la Universidad de Salamanca explican su proyecto - abc
nuevo programa

El sonido de las palabras

Dos profesoras de la USAL crean un método para incentivar el aprendizaje de la lectura

Actualizado:

Las profesoras de la Facultad de Psicología de la Universidad de Salamanca María Ángeles Mayor y Begoña Zubiauz han desarrollado un programa destinado a desarrollar una serie de habilidades de segmentación del lenguaje oral (conciencia fonológica), que han demostrado ser fundamentales en el aprendizaje de la lectura, desde el enfoque psicolingüístico.

Se trata de un conjunto de 32 unidades didácticas en forma de actividades lúdicas/juegos, de complejidad progresiva, al que se ha denominado «LOLE: Del lenguaje Oral al lenguaje Escrito» y está vinculado al Máster de Estudios Avanzados sobre el Lenguaje, la Comunicación y sus Patologías, tal y como remarca Mayor.

El proyecto de las dos profesoras de la USAL va dirigido a niños prelectores de entre tres y cinco años y desde que se lleva trabajando con él de forma experimental se ha demostrado «con datos que desde el lenguaje oral podemos hacer actividades que preparan a los niños para leer, como un juego en el que se implica descifrar el código de las palabras».

A este respecto, las autoras del proyecto explican que existen múltiples evidencias científicas de que una gran parte de los niños se benefician del entrenamiento en tareas metafonológicas a la hora de desarrollar el lenguaje oral y las destrezas que subyacen al aprendizaje de la lectura. Este mismo beneficio se ha comprobado en niños que manifiestan dificultades en el aprendizaje lector. La efectividad de esta reeducación se ha basado en que se centra en el entrenamiento de la capacidad de segmentación o conciencia fonológica.

«En el origen del LOLE hemos asumido ese principio, y hemos creído esencial incorporar la novedad de resituarlo en el contexto del aprendizaje ordinario del aula», añaden. Ante esta evidencia, las responsables consideraron que «si esas actividades de segmentación del lenguaje oral son un núcleo básico para aprender a leer, y si muchos alumnos no las desarrollan por sí mismos, ¿por qué no crear un programa de entrenamiento que ayude a todos los niños a alcanzar esas habilidades, y que a la vez detecte a los que tengan más dificultad para poder proporcionarles un mejor ajuste, antes de que el problema sea manifiesto?».

Aunque ya existen en el mercado educativo materiales dirigidos a trabajar la conciencia fonológica, la mayor parte de ellos se centran en sugerencias sobre un conjuntos de actividades, y que aparecen sólo esbozadas, es decir, sin contenido lingüístico sobre el que trabajar, y carentes de un procedimiento de aplicación definido.

Desde ese punto de vista, el LOLE permite dar contenido a un objetivo curricular, como es el desarrollo de destrezas que promocionen el lenguaje oral y el aprendizaje de la lectura, y que pueda ser aplicado en la escuela, como una actividad cotidiana del grupo clase.

Durante el tiempo de experimentación se ha trabajado con un colegio de cada una de las nueve provincias de Castilla y León y dados los resultados han contado con el apoyo expreso de la Consejería de Educación de la Junta, que ha firmado un convenio con la Universidad de Salamanca para ir introduciendo progresivamente este sistema en las aulas de la Comunidad.

Para ello, profesorado de Infantil y Primaria de Castilla y León ha recibido un curso para implementar el programa en sus aulas. Para la puesta en marcha del mismo, contarán con el asesoramiento de las profesoras de Psicología, mediante una plataforma a través de internet facilitada por la Dirección General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado, que servirá de vínculo al grupo de trabajo constituido y que permitirá su seguimiento y evaluación. Además el colegio público Gran Capitán de Salamanca participa en un estudio comparativo con el fin de valorar la efectividad del proyecto.

Ventajas

Entre las ventajas de LOLE destaca que se trata de un programa que permite entrenar todos los niveles de conciencia fonológica: rima, sílaba y fonema, abarcando 2º ciclo de Educación Infantil (3-5 años) utilizando un amplio vocabulario y unidades lingüísticas de diversa estructura. Presenta además una estructura (manual y material didáctico) que garantiza una aplicación sencilla por parte del educador o instructor, incorpora un sistema de «ayudas» que hace posible individualizar la instrucción que se ofrece al alumno, adecuándola a las necesidades que manifieste en cada unidad y aporta un sistema de evaluación de esas ayudas (hojas de registro) que permite, consignar las ofrecidas a cada niño y, en definitiva al grupo de alumnos, para poder estimar así el progreso alcanzado en el aprendizaje.

Mayor señala que la mayor parte de los materiales «muy sencillos, gráficos, sin letras, que atraen a los niños, les motivan y aprenden como un juego, van rompiendo grupos de fonemas jugando con fichas, un dominó o un gusano de peluche, que es su ayudante».

Aunque en un principio se ha comenzado con alumnos de cinco años, a partir de ahora se extenderá a los de tres y cuatro y también a los que presenten dificultades de aprendizaje o discapacidades.

Varios operadores de español se han puesto ya en contacto con las autoras de esta metodología para asumir este método en sus programas de enseñanza de nuestro idioma.