Marcos Martínez ocupará el puesto de Carrasco al frente de la Diputación de León
Marcos Martínez junto a Rajoy, durante el minuto de silencio de este martes - afp
diputación de león

Marcos Martínez ocupará el puesto de Carrasco al frente de la Diputación de León

Hasta la fecha ocupaba el puesto de vicepresidente primero de la institución provincial

Actualizado:

Tras la trágica muerte de Isabel Carrasco, la Diputación de León ya ha dado a conocer quien será la persona que suceda en el cargo a la víctima. Será el hasta ahora vicepresidente primero de la Diputación de León, Marcos Martínez, a quien han elegido los miembros de la corporación por unanimidad en una reunión celebrada esta mañana en el Palacio de los Guzmanes.

Los diputados provinciales apoyaron sin fisuras la elección de Martínez, que tomará posesión de su cargo en los próximos días. El elegido era un hombre de confianza de Carrasco, que había promovido además su designación como coordinador general del PP en la provincia, situándole como número tres de la formación y compartiendo responsabilidad con el secretario provincial y diputado nacional, Eduardo Fernández, informa Ical.

Martín Marcos Martínez nació en Sariegos (León) el 11 de noviembre de 1957, es ingeniero técnico agrícola y funcionario de Justicia. Desde 1991 ocupa la alcaldía del municipio de Cuadros, del que fue concejala Isabel Carrasco. Está casado y es padre de un niño y una niña. En 2007 fue nombrado diputado provincial y en la actualidad ostenta la vicepresidencia primera y es delegado para las áreas de Educación y Apoyo a la Emigración.

También fue senador

El sucesor de Isabel Carrasco durante lo que resta de mandato fuer designado como senador por la provincia de León para ocupar el puesto que dejó vacante Mario Amilivia cuando fue elegido consejero del Consejo Consultivo de Castilla y León, cargo que era incompatible con su condición de parlamentario. Marcos Martínez fue nombrado en otoño de 2007 y ocupó el escaño de senador durante unos seis meses.

Hombre de confianza y amigo de Isabel Carrasco, no pudo ocultar su estupor, asombro y dolor cuando el lunes por la tarde llegó al paseo de Condesa Sagasta de la capital y vio tendido sobre el puente el cuerpo sin vida de su jefa y compañera de partido, con la que iba a reunirse cuando ocurrió el trágico suceso.