¿Más impuestos o cero inversiones?
El alcalde de Cacabelos, Adolfo Canedo - ical
economía

¿Más impuestos o cero inversiones?

El Ayuntamiento de Cacabelos (León) consulta a los vecinos si sube las tasas o se quedan sin nuevas obras

Actualizado:

¿Estaría usted dispuesto a pagar más impuestos para salvar de la quiebra a su ayuntamiento? ¿Aceptaría que no se hagan obras para mejorar infraestructuras en su pueblo para acabar con los números rojos en las cuentas públicas? Pues ésa es la disyuntiva a la que se enfrentan los vecinos del municipio berciano de Cacabelos (León), que iniciaron anoche una ronda de asambleas en la calle, organizadas por el equipo de Gobierno municipal del Partido Popular. Su alcalde, Adolfo Canedo, ha programado nueve comparecencias de este tipo en barrios y pedanías, para dar explicaciones a los ciudadanos y conocer su opinión.

Esta decisión del alcalde obedece a la necesidad de atender los requerimientos del Ministerio de Hacienda, que ha reclamado la devolución de más de dos millones de euros, que fueron entregados como subvenciones para obras en Cacabelos, en tiempos del anterior alcalde socialista, José Manuel Sánchez. Aquellos proyectos (Museo Arqueológico, recinto ferial y Museo del Vino y Centro de Participación Ciudadana) se acometieron, pero, según la Administración Central, no se cumplieron las prescripciones que establecía la orden de ayudas. Por eso, ahora, el Ayuntamiento de Cacabelos debe devolver aquellos fondos.

Las dificultades económicas de este municipio, que rozó la quiebra hace algo más de un año, impiden afrontar ese pago sin que haya consecuencias para las arcas locales. Por eso, el alcalde se propone escuchar las impresiones de los cacabelenses. En todo caso, Adolfo Canedo tiene claro que «me niego a saquear a los vecinos, con más impuestos». Su Gobierno calcula que dicha subida podría tener una incidencia próxima a los 600.000 euros.

Desde su llegada al cargo, el alcalde de Cacabelos ha sido protagonista de otras curiosas iniciativas para intentar obtener recursos económicos. Quizá, la más original fue la decisión de jugar a la lotería para lograr fondos destinados al Ayuntamiento. Además, Adolfo Canedo llegó a llorar delante de los medios de comunicación en alguna comparecencia. En terreno económico se ha destacado por la sucesión de denuncias y reclamaciones ante el Tribunal de Cuentas, contra el anterior alcalde, del PSOE.

Precisamente, ayer, la oposición socialista en Cacabelos descalificó esa ronda de asambleas iniciada por el alcalde. Según su portavoz, María Jesús Martínez, son «mítines de verano, comparables a los espectáculos del bombero torero, que sólo buscan la aclamación popular de un alcalde temeroso de perder su liderazgo».