Una persona con peluca y gabardina atraca una oficina de Caja Cantabria-Liberbank

Tras el robo, cometido en la localidad de Muriedas, el atracador se dio a la fuga y está siendo buscado por agentes de la Benemérita

Actualizado:

Una persona ataviada con peluca y vestimenta larga, tipo gabardina, ha atracado esta miércoles, a las ocho de la mañana, la oficina de Caja Cantabria-Liberbank en Muriedas (Camargo), según han informado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press.

Tras el robo, el atracador se dio a la fuga y está siendo buscado por agentes de la Benemérita, que no descarten que se trate de la misma persona que en noviembre del año pasado atracó, también con disfraz, una sucursal de la misma entidad en Laredo, o de la que perpetró otro atraco, en mayo de este año, en Galizano, con similar 'modus operandi'.

En esta ocasión, el robo se ha producido también a primera hora de la mañana, y el atracador llevaba peluca y ropa larga, del estilo de una gabardina.

En el momento de los hechos, en la oficina de Muriedas solo estaba la persona encargada de abrir la sucursal, que tras el atracó estaba «muy nerviosa», según han apuntado fuentes de la Delegación del Gobierno a esta agencia.

Atraco noviembre 2014 en Laredo

A principios de noviembre de 2014, un hombre atracó a primera hora de la mañana una sucursal de Caja Cantabria en Laredo y dejó atado al director en su interior.

El individuo, que se llevó entre 30.000 y 40.000 euros, esperó al director de la oficina en las inmediaciones de su domicilio y, cuando salió de su casa, le siguió hasta la entidad. Una vez estuvo dentro de la sucursal, el atracador accedió a la misma, llevándose el dinero y dejando atado al director en el interior.

Atraco mayo 2015 en Galizano

Por otro lado, a finales del pasado mes de mayo un hombre con la cara tapada por algún tipo de prenda y un arma corta atracó, sobre las 9.00 horas, la oficina de Caja Cantabria en Galizano (Ribamontán al Mar).

Tras el atraco, el hombre se dio a la fuga con el botín. Al parecer, el hombre habría secuestrado previamente a una empleada de la entidad para que le facilitara el acceso a la misma.