Carlos Aranda declara el martes en Málaga acusado de blanqueo de capitales
Aranda, en el partido entre la UD Las Palmas y el Sporting - EFE
TRIBUNALES

Carlos Aranda declara el martes en Málaga acusado de blanqueo de capitales

El futbolista de la UD Las Palmas aparece señalado en el proceso contra su familia, por formar un clan dedicado al narcotráfico

Actualizado:

El próximo martes, 17 de junio, a las diez de la mañana, deberá declarar en un juzgado de Málaga Carlos Reina Aranda, delantero de la UD Las Palmas, acusado del delito de blanqueo de capitales en relación con un clan familiar encabezado por su tío Salvador, al que una investigación de la Policía señala como jefe de una banda de narcotraficantes con sede en la ciudad andaluza y con ramificaciones en Senegal e Iberoamérica.

La apertura de este proceso judicial se produjo este viernes, con la declaración de 15 miembros de la presunta banda en el juzgado de instrucción número 9 de Málaga, incluido Salvador Aranda Ortega, hermano de la madre del futbolista, a quien se impuso la fianza más alta de todas, de 5.447.422,11 euros.

Carlos Reina Aranda (que usa como nombre deportivo solo el apellido de la madre) ha tenido que pagar en 24 horas, tal y como indica el auto, del 23 de mayo pasado, una fianza de 347.456,11 euros y en estos momentos disputa con su equipo el ascenso a Primera División, donde incluso marcó el único gol del primer encuentro contra el Sporting de Gijón el miércoles pasado, del que se jugará el desquite este domingo en El Molinón a las 19.00, hora peninsular.

Carlos Aranda, según la investigación, prestó colaboración a su tío Salvador al firmar un contrato de préstamo personal para que pudiera efectuar la compra de unas fincas en el Rincón de la Victoria, cuando en realidad la operación se había producido con anterioridad a la celebración del préstamo, y además en metálico, según se desprende del atestado policial y la documentación aportada.

El artillero de la UD Las Palmas, según la instrucción, «ayudó a su tío Salvador a ocultar la procedencia ilícita del dinero mediante la firma de algunas operaciones, sirviéndose Salvador de la solvencia económica de Carlos Reina como jugador profesional de fútbol con unos ingresos importantes y así a través de su intervención poder justificar operaciones, cuando en realidad eran pagadas y llevadas a cabo por Salvador Aranda con dinero de procedencia ilícita». Además, se intervino documentación relativa a la situación económica de Carlos Reina Aranda en el registro llevado a cabo en el domicilio de Javier Ruiz Aguilera, tales como una nómina y contrato con un club de fútbol.

Como indicio adicional, el auto cita la firma de un contrato de cesión del 28 de diciembre de 2005, intervenido durante una actuación policial en una asesoría contable, en relación a un bungalow del término municipal de Oliva, en el conjunto Oasis Golf IV Padel.

Según la investigación, la banda, integrada por una treintena de miembros con diferentes responsabilidades, tenía ramificaciones fuera de España y operaba en la Costa del Sol. La Policía ha aportado como pruebas los viajes de algunos de sus miembros a Senegal para comprar cocaína que después se distribuía en territorio nacional, las armas y sustancias intervenidas (que incluían MDMA y hachís), los instrumentos para su fraccionamiento y una abundante muestra de las operaciones inmobiliarias puestas bajo sospecha, así como de ingentes indicios de facturación falsa a través de sociedades paralelas que se prestaban al blanqueo de capitales. El abanico de delitos por los que se los procesa incluye delitos contra la salud pública, tenencia de armas de guerra, atentado contra los agentes de la autoridad, contra la Hacienda Pública, falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales.