Damián Perea, director de Animayo, en la sede de Disney en Los Ángeles
Damián Perea, director de Animayo, en la sede de Disney en Los Ángeles - Abc
cultura

España se posiciona en las grandes ligas del cine mundial de animación

El festival internacional Animayo, gestado en Gran Canaria, encandila en Los Ángeles

Actualizado:

Animayo, el Festival Internacional de Cine de Animación, Efectos Especiales y Videojuegos gestado en la isla de Gran Canaria por su director y productor, Damián Perea, con apoyo del Cabildo de Gran Canaria y el Patronato de Turismo, a través de la Gran Canaria Film Commission, entre otras instituciones y empresas del archipiélago, se ha convertido en ocho años de andadura en un referente mundial dentro de su sector.

En la actualidad, es el único festival español con sede en Los Ángeles, donde acaba de presentar, por segundo año consecutivo, lo mejor del festival grancanario en los estudios Walt Disney y en los de Dreamworks.

"No se trata de un festival que pone películas y ya está, sino que genera talento. Tal es así, que hemos concedido seis becas a jóvenes para que estudien fuera. No es un festival al uso, sino un festival-universidad. He querido darle a los jóvenes algo que yo nunca tuve cuanto empecé. Se trata de abrir una puerta", ha asegurado Perea desde Los Ángeles que, con poco más de veinte años, realizó su primer cortometraje de animación con técnica stop-motion (foto a foto) "Podría ser Peor" y por la que obtuvo una nominación a los premios Goya

Desde el año 2006, Animayo se ha ido transformando por méritos propios en un estandarte dentro del sector de la animación, de los efectos especiales y de los videojuegos tanto dentro como fuera de España. Con sede en la isla, donde cada año celebra su festival en el mes de mayo, de ahí su nombre, ha cruzado definitivamente fronteras a través del denominado 'Animayo Itinerante' y con el que ha promovido Marca España y la isla de Gran Canaria allí donde ha expuesto su programación.

Su éxito se lo debe a la conexión que establece con el público El estreno de una nueva sede en Los Ángeles, California, ha supuesto una confirmación del espaldarazo a un festival que surgió con un enfoque eminentemente formativo y también promocional.

El éxito y continuidad de Animayo tiene que ver con que "conecta con la necesidad de la gente real, es decir, del público. Da inspiración y motivación", afirma Perea.

Por eso, Animayo ha vuelto a concitar a los vips de la animación de la meca del cine. Este año ha vuelto a proyectar en Los Ángeles un programa exclusivo de producciones denominado “Lo mejor de Animayo 2013” en los estudios de Walt Disney y en los de Dreamworks.

La élite de la industria norteamericana de este sector en auge pudo visionar una selección de lo mejor del prestigioso festival grancanario entre los días el 25 y 26 de octubre y el 6, 7, 13 y 14 de noviembre. Al estreno de las proyecciones acudió el cónsul español.

Gran Canaria, «paraíso de localizaciones» en la ciudad californianaLa internacionalización de Animayo, que también se ha extendido a otras islas del archipiélago -la próxima edición será el 18 de diciembre en Lanzarote- e, incluso, se trabaja para que llegue a Madrid, Barcelona y Berlín, arrancó hace tres años y ya se está empezando a ver resultados.

Para empezar, se ha logrado posicionar a Gran Canaria como enclave idóneo para acoger rodajes de súper producciones de efectos especiales, como "paraíso de localizaciones" español. Eso, fruto del reconocimiento de 'Animayo Los Ángeles', habida cuenta de que mantiene colaboraciones no sólo con los estudios Dreamworks o Disney, sino con Egeda US, las escuelas internacionales radicadas en California y con varios espacios culturales y audiovisuales donde proyectan sus programas, como la sala Aidikoff.

Como consecuencia de la intensa promoción de la isla, para el próximo año ya hay proyectos en firme para rodar en Gran Canaria, lo que constituye una oportunidad para diversificar el modelo económico que impera en Canarias, centrado en el turismo de sol y playa. Una sola película de gran presupuesto supone una inversión promedio de entre 12 y 20 millones de euros, equivalente a 4.000 o 5.000 turistas, sin contar que genera turismo de alto valor añadido: los cinéfilos turistas que desean conocer los escenarios naturales donde se rodó el film, cuenta Perea.

Por otra parte, los números del sector evidencian su pujanza. En 2017, la animación española y el cine de efectos especiales podrían generar 21.000 puestos de trabajo directa e indirectamente. Según el informe anual de Diibos, la Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación, la animación española factura más de 300 millones de euros al año.

El efecto total de la animación en la economía española es de 729 millones de euros y 8.599 empleos, directos e indirectos. España cuenta con más de 200 empresas de animación y produce más de 5.000 puestos de trabajo. A este respecto, el estudio prevé un aumento de hasta 7.000 empleos, dado el factor multiplicador del sector.

Edición 2013

La octava edición de Animayo cerró en mayo con éxito de público y crítica lo que es, hasta la fecha, la mejor edición del festival. Volvió a sorprender con un programa de alta calidad y contenido formativo, estrellas internacionales de gran reconocimiento y prestigio dentro del sector y una selección de obras a concurso provenientes de más de 120 escuelas y artistas de todo el mundo.

Celebrado entre el 7 al 11 de mayo, en el Centro de Iniciativas Culturales de La Caja de Canarias (Cicca) y en el Teatro Guiniguada de la capital grancanaria, el festival reforzó su apuesta por la formación, a través de las becas, los cursos y talleres, las clases magistrales y los encuentros con autores nacionales e internacionales. Ha sabido combinar en un solo proyecto desarrollo tecnológico y artístico, ocio saludable, desarrollo cultural y audiovisual, formación y empleo y posicionamiento internacional.

Escuelas, productoras, agencias y artistas nacionales e internacionales son parte fundamental del proyecto. Este año han contado reconocidos invitados como Jan Adanczyk y Tobías Mannewitz, ambos parte del equipo de la serie "Juego de Tronos". Jan Adanczyk, que también ha trabajado en producciones como, "La Invención de Hugo", "Las Crónicas de Narnia", "War Horse" y "El caballero oscuro".

Otra de las estrellas de los efectos especiales que acudió a Animayo fue Kevin Blank, que ha trabajado para Piximondo, una de las productoras internacionales más importantes de efectos especiales de la industria. Es supervisor de series de televisión como "Da Vinci’s Demons", "Terra Nova", "Fringe", "Flashforward" y "Lost" ("Perdidos").

Varios ganadores de los premios Óscar se dan cita AnimayoEn cuanto a la animación, las estrellas que visitaron el festival este año provenían de estudios como Walt Disney y Dreamworks. Daniel Peixe, por ejemplo, ha participado en superproducciones de animación como "Planet 51", "Enredados" y en el corto animado ganador del Óscar en 2013 "Paperman".

Otro de los grandes estudios presentes es Dreamworks Animation, también representado por Javier Recio, que cosechó durante el 2010 más de 25 premios internacionales, entre ellos el Goya al Mejor Cortometraje de Animación y la nominación a un Óscar de la Academia por "La Dama y la Muerte". También ha trabajado "El Origen de los Guardianes".

Se sumó al plantel de invitados, el oscarizado artista ruso, Alexander Petrov; Carlos Grangel, encabezando la lista de los diseñadores de personajes más importantes de animación y que ha trabajado con productoras de la talla de Dreamworks o Tim Burton; Carlos Baena, representante de Pixar, animador de películas como "Ratatouille" (2007) o “Cars” (2006); Claudio Biern Boyd, presidente de la BRB Internacional y padre de míticas series como "David el Gnomo" o "La Vuelta al Mundo de Willy Fog", entre otras, y así una apabullante lista de referencias mundiales de la animación cinematográfica que se dieron cita en Gran Canaria.

En su última edición, Animayo estrenó en España "El cosmonauta", reconocido filme independiente dirigido por el madrileño Nicolás Alcalá, y "O Apóstolo", cinta hecha con stop motion y dirigida por Fernando Cortizo. Es uno de los 19 títulos seleccionados para optar al Óscar en la categoría de mejor película de animación.

"Descubrir talento me apasiona. Motivar ilusión e infundir valores como el esfuerzo entre los jóvenes", reflexiona Perea para explicar la notoriedad que ha adquirido Animayo en todos estos años y que le ha situado al pie de las colinas californianas. Imparable.