ocio

Arranca una nueva temporada de esquí en Aragón

Nuevas pistas, la unión de Formigal y Panticosa e importantes descuentos marcan la campaña de este año, que llega con retraso por la escasez de nieve

Actualizado:

Las estaciones de esquí aragonesas dan el pistoletazo de salida a una nueva temporada, que este año viene cargada de novedades y descuentos. Además, arranca con una efeméride especial: se cumple medio siglo de la inauguración de Formigal.

Aunque más tarde que de costumbre por la falta de nieve, el Pirineo oscense y la Sierra turolense ya están preparados para que los amantes de los deportes de invierno puedan disfrutar de ellos en Astún, Candanchú, Cerler, Formigal, Panticosa, Javalambre y Valdelinares. En total, casi 400 kilómetros esquiables y 340 pistas de todos los niveles.

Este año, la principal novedad es la unión de dos de las estaciones de Aramón: Formigal y Panticosa. Se trata de un único destino con seis valles, 176 kilómetros esquiables y 147 pistas que se puede aprovechar con un solo forfait. De esta manera, la entrada de Formigal da acceso también a los 38 kilómetros de Panticosa. En esta última, se podrá elegir entre comprar el forfait conjunto, y poder esquiar en ambas estaciones, o adquirir solo el de la estación de Aramón Panticosa. Para que los esquiadores tengan un acceso más cómodo, ambos centros estan comunicados por un «ski-bus».

Además, la estación de Panticosa cuenta con una nueva pista, la «Estrimal», una de las pocas pistas de España en unir la estación de esquí con el pueblo. Mientras, Cerler dispone de una nueva pista infantil «El bosque encantado». Un circuito con sorpresas para los más pequeños, que discurre por el interior de un bosque de pino negro.

En la provincia de Teruel, las principales novedades se dan en Valdelinares, donde se ha doblado el dominio esquiable. Ahora, dispone de 14 kilómetros y tres pistas nuevas con diferentes niveles de dificultad: una verde, una azul y una roja. En Javalambre, uno de los nuevos atractivos es la zona que se ha creado únicamente para trineos.

El precio de esquiar en las siete estaciones aragonesas oscila entre los 33 euros de Javalambre y Valdelinares por día –las más baratas- y los 43 euros de Formigal, que es la más cara.

Sin embargo, para hacerlas más atractivas y competitivas una temporada más se van a lanzar importantes descuentos, sobre todo en las cinco estaciones que gestiona Aramón (Cerler, Formigal, Panticosa, Javalambre y Valdelinares).

Por ejemplo, entre semana se mantienen los «días locos», con forfaits desde 20 euros. También hay paquetes con los que por el precio de un forfait los esquiadores tendrán gratis el alojamiento. Además se mantienen ofertas como «niños gratis» y productos específicos para jóvenes y universitarios. Y los debutantes tendrán semanas exclusivas con descuentos, como forfait, más alquiler de equipo, más clases desde 29 euros.