José María Ruiz-Mateos con sus hijos, en una imagen de archivo
José María Ruiz-Mateos con sus hijos, en una imagen de archivo - abc
economía

Cinco hijos de Ruiz Mateos, condenados a pagar 5,2 millones por quiebra fraudulenta

La sentencia ve probado que descapitalizaron Helados Dhul y maquillaron sus cuentas para encubrir su ruinosa gestión

Actualizado:

Cinco hijos del empresario José María Ruiz-Mateos han sido condenados por el juzgado de lo mercantil número 2 de Zaragoza a pagar solidariamente 5,2 millones de euros por la quiebra fraudulenta de la empresa Helados Dhul. Era una de las compañías de Nueva Rumasa, perteneciente a la familia Ruiz Mateos. Tenía una fábrica en Zaragoza, la antigua empresa de helados Neiss, que fue adquirida en 2005 para integrarla en el entramado corporativo de Nueva Rumasa.

Helados Dhul acabó en la ruina y se liquidó. Pero, según la sentencia conocida este martes, eso fue consecuencia de sistemáticas prácticas irregulares y fraudulentas. Entre ellas, operaciones cruzadas con otras empresas del grupo a las que se obligaba a Dhul pese a resultar ruinosas, facturaciones falsas con compañías de Nueva Rumasa con las que manipular los estados contables y prácticas que condujeron a la descapitalización de la empresa de helados.

Por todo ello, la sentencia condena a Zoilo, José María, Javier, Álvaro y Pablo Ruiz-Mateos a pagar solidariamente 5,2 millones de euros junto a la que fue administradora única de Helados Dhul, María Susana Álvarez, condenada por los mismos hechos tras ser declarada en rebeldía procesal por no haberse personado ante el juzgado, según ha informado Efe.

La sentencia indica que queda probado que se cometieron «irregularidades relevantes» en la sociedad, que de no haber sido «descapitalizada» por las actuaciones de sus administradores «podría haber sido rentable».

Los condenados también han sido inhabilitados durante 15 años para administrar bienes ajenos y representar a personas.