Un campamento de verano, cerrado por los piojos
Una treintena de niñas acabaron con piojos en sus cabezas - abc
SOCIEDAD

Un campamento de verano, cerrado por los piojos

Adelantado el regreso de las niñas al no poder frenarse la propagación de la plaga

Actualizado:

Una plaga de piojos ha obligado a suspender un campamento de verano en el que participaban más de cien niños en un albergue de Villanúa (Huesca). Los responsables de esta colonia de verano intentaron frenar la propagación de los piojos, pero pese a los tratamientos que se aplicaron no lo consiguieron.

La plaga se extendió con rapidez y, según los organizadores de este campamento, optaron por darlo por concluido antes de tiempo «por motivos de higiene y seguridad», según ha informado el diario regional Heraldo.

Sospechan que, por cómo se declaró el foco y la rapidez con la que se extendieron los piojos por las cabezas, estos parásitos viajaron ya con alguna de ellas cuando los pequeños pusieron rumbo al campamento.

Al quinto día de haber comenzado esta colonia de verano se detectaron los primeros casos de niñas afectadas por piojos. Al final fueron una treintena.

Este martes se dio por concluido el campamento, cinco días antes de lo previsto.