Cadáveres humanos para salvar vidas en la carretera
Muñecos «dummies» para pruebas de impacto de vehículos. En Alcañiz (Teruel) también se experimentará con cadáveres - abc
SOCIEDAD

Cadáveres humanos para salvar vidas en la carretera

En un par de semanas, el centro de investigación en seguridad de automoción de Alcañiz (Teruel) comenzará sus experimentos de colisiones con cuerpos de personas fallecidas

Actualizado:

Todo está preparado en el Laboratorio de Tecnologías y Sistemas para la Seguridad en Automoción (Tessa), con sede en el parque tecnológico del circuito Motorland de Alcañiz (Teruel), para recibir los primeros cadáveres humanos con los que avanzar en la investigación de nuevos sistemas de seguridad para vehículos. Es un proyecto único en España. Utilizará cuerpos de personas fallecidas que son donados para investigación científica, como ocurre, por ejemplo, en prácticas de investigación clínica.

En este caso, los cadáveres sustituirán pruebas que se suelen realizar con muñecos, los conocidos como «dummies». El laboratorio del Tessa, organismo vinculado a la Universidad de Zaragoza, combinará en sus instalaciones de Alcañiz el uso tanto de «dummies» como de cadáveres humanos.

Estos últimos, según han destacado desde el Tessa, permiten obtener más datos y más certeros sobre ciertas consecuencias que provocan los impactos de vehículos. Se comprobará, por ejemplo, cómo afectan a tejidos y órganos distintos tipos de colisiones y de accidentes de tráfico.

El proyecto del Tessa cuenta también con la participación del Gobierno aragonés. El laboratorio, ubicado en el parque tecnológico de Motorland, se puso en marcha el pasado mes de mayo y ahora, en cuestión de un par de semanas, comenzará sus ensayos con cadáveres humanos.

Las investigaciones permitirán determinar con más precisión las lesiones que provocan distintos tipos de accidentes y profundizar en el diseño de nuevos sistemas de seguridad a incorporar en los vehículos, a fin de salvar vidas y reducir las lesiones graves en accidentes reales.