Los buitres ponen en jaque a varias explotaciones ganaderas de Huesca
Ganado muerto por ataque de buitres - F. S.
GANADERÍA

Los buitres ponen en jaque a varias explotaciones ganaderas de Huesca

Los ganaderos piden al Gobierno de Aragón que tome medidas para evitar que las aves carroñeras maten animales

Y. A.
Actualizado:

En la localidad oscense de Tramaced, los ganaderos viven en una alerta constante. El motivo: en las últimas semanas se han recrudecido los ataques de los buitres a sus ganados. Las pérdidas son cuantiosas. El problema no es nuevo, los ganaderos llevan años sufriendo este tipo de ataques, aunque esteaño ya son varios los animales que han muerto por culpa de estas aves carroñeras.

Lo sabe bien Ramón Aso, propietario de una explotación ganadera en Tramaced. En lo que va de año, los buitres le han matado dos animales. El año pasado acabaron con tres vacas y una yegua. Se sienten indefensos y piden a las administraciones la puesta en marcha de nuevas medidas que contribuyan a paliar estos ataques.

Aragón cuenta en estos momentos con 51 comederos para aves necrófagas. Su finalidad: que los ganaderos puedan depositar allí comida a los carroñeros y evitar así ataques a sus ganados. De estos comederos, ocho están orientados a la alimentación del quebrantahuesos, dos para experimentar en la alimentación del milano real y alimoche y el resto están pensadas básicamente para el buitre leonado.

En los últimos años, según las estadísticas que maneja el Departamento de Medio Ambiente y Agricultura del Gobierno de Aragón, se han producido algo más de 60 ataques de buitres a animales, sobre todo vacas y ovejas. Aunque también se ven afectados caballos y yeguas.

Unos datos similares a los de años anteriores. Aún así, los ganaderos se quejan de que los comederos son insuficientes y de las limitaciones a la hora de aportar comida a estas aves carroñeras. Además, uno de los principales problemas es quién paga con el coste que generan estos ataques.

El Gobierno de Aragón ha asumido la indemnización por los daños causados por el buitre leonado a raíz de varias sentencias por vía contencioso administrativa en Castejón de Valdejasa, Benasque, Loarre y Cantavieja. Precisamente, el conocido como decreto del buitre pretendía avanzar en una legislación que sirviera de marco sobre cómo actuar en caso de ataques de buitres. Sin embargo, no se ha aprobado.