Nueva formación de The Pandoras, con Karen Blankfeld, Kim Shattuck, Sheri Kaplan y Melanie Vammen
Nueva formación de The Pandoras, con Karen Blankfeld, Kim Shattuck, Sheri Kaplan y Melanie Vammen - abc
cultura

Kim Shattuck «La manera de cantar gritando de Paula Pierce ha influenciado a muchas mujeres en el rock»

La banda californiana de los 80 ofrecerá este sábado en Benidorm su único concierto en España

Actualizado:

La trayectoria de Las Pandoras no fue muy larga, pero sí intensa. Tan rápida fue la ascensión de su popularidad como frecuentes las disensiones y los consiguientes cambios en la formación. Paula Pierce, cantante, guitarrista y principal fuerza motriz del grupo, falleció a los 31 años tras sufrir un aneurisma cerebral que cogió a todos desprevenidos. Su muerte se produjo en pleno proceso de disolución de Pandoras, pero su influencia perduró en generaciones posteriores de mujeres del rock and roll, desde Courtney Love hasta las bandas del movimiento feminista de hardcore punk Riot Grrrl.

Surgidas al calor del revival garage rock y la psicodelia que tuvo lugar en Los Angeles a principios de los ochenta, Pandoras rendían homenaje a sus héroes de los años sesenta con canciones sencillas y pegadizas, a las que Paula Pierce añadía una crudeza y una desinhibición poco frecuente en otras bandas femeninas de su generación como The Bangles, mucho más descafeinadas. «Su manera de gritar y gruñir en las canciones me influenció mucho personalmente», reconoce la bajista Kim Shattuck, una de las impulsoras del reciente retorno de Pandoras a la escena musical. «Definitivamente era una persona única, con muchísimo talento. Tenía su propia manera de pensar sobre muchas cosas. Si hubiese seguido viva se hubiese pasado al grunge, quién sabe».

Shattuck –más conocida como fundadora de The Muffs o por su fallido paso por las filas de los Pixies– comenta con ABC las claves de esta gira de reunión, que tendrá este sábado tendrá su única cita en España dentro del festival Fuzzville de Benidorm. «Cuando estaba de gira con los Pixies en 2013, Melanie, Karen y Sheri [antiguas componentes de Pandoras] se juntaron para tocar algunas canciones del grupo en una fiesta privada con otras dos chicas. Cuando volví a casa me dijeron que les hubiese gustado que hubiese sido yo quien cantara y tocase la guitarra en esa fiesta. Así que empezamos a quedar para aprender de nuevo nuestras canciones preferidas de Pandoras», explica. La experiencia les gustó, y decidieron grabar un EP con cuatro nuevas canciones que saldrán a la venta próximamente. «Son canciones que escribió Paula Pierce y una versión que ya tocábamos en 1985», apunta.

La trayectoria discográfica de Pandoras fue breve, pero aún así les dio tiempo a cambiar radicalmente de estilo. Sus primeros LP, «It’s about time» (1984) y «Stop pretending» (Rhino, 1986) son los que mejor han resistido el paso del tiempo. Le siguió una segunda tanda de canciones, grabadas con la multinacional Elektra, que solo vio la luz en una edición pirata titulada «Psychedelic Sluts».

Después –y siempre bajo las órdenes de Pierce– el grupo abandona la estética retro y sustituye el garage rock de inspiración sixties por un rock duro en la línea de los tiempos. A esa etapa pertenecen el LP «Rock Hard» y «Nymphomania Live», trabajos de los que las supervivientes reniegan. «En concierto solo tocamos las canciones buenas de Pandoras. Es decir, nada de metal», contesta Shattuck sin rodeos.

La banda californiana se quedó a las puertas del éxito con mayúsculas, pero a cambio se beneficia del estatus –más deseable si cabe– de banda de culto. «Creo que siempre estuvimos predestinadas a ser una banda de culto, y estoy contenta con ello. Ser muy famoso debe ser súper molesto», concluye Shattuck