Uno de los canes vendidos que precisó de atención veterinaria
Uno de los canes vendidos que precisó de atención veterinaria - abc
ALBATERA

Imputan a un hombre por estafa en la venta de perros enfermos a través de internet

El varón de 38 años enviaba los canes con enfermedades que en ocasiones no mantenían con vida al animal y con irregularidades veterinarias

Actualizado:

Agentes de la Guardia Civil han imputado en Albatera a un hombre por estafa en venta de perros a través de internet y que presuntamente enviaba los canes con virus, parásitos u otras patologías, algunas con peligro de contagio humano, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Según la Guardia Civil, algunos cachorros no superaban las enfermedades y fallecían. Los animales acaban precisando tratamientos veterinarios que en algunos casos llegaron a alcanzar los 3.000 euros. Tras la asistencia veterinaria, los facultativos advertían irregularidades en las cartillas de vacunación, con el uso de sellos fraudulentos.

La imputación, por parte de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, se ha llevado a cabo en el marco de operación 'Chihuacan'. A esta persona se le atribuyen los delitos de estafa, intrusismo profesional y falsificación de documentos. Además, los guardias civiles presentaron denuncias a la normativa autonómica de Protección Animales de Compañía, Control y Calidad de Actividades y a la mormativa estatal de Infracciones en el Orden Social y General Tributaria.

Los hechos se remontan al pasado mes de septiembre, cuando las autoridades supieron de la posible comisión de una estafa en la compra de cuatro cachorros de perro de raza 'Chihuahua', a través de un conocido portal de compra-venta en internet, por valor de 1.160 euros.

Cuando la víctima, de San Vicente del Raspeig, recibió los canes, pudo observar que presentaban síntomas de encontrase enfermos y que, tras ser atendidos por un servicio veterinario, precisaron tratamientos por un valor de cerca de 3.000 euros.

Hechos similares desde 2011

El Seprona inició una investigación que le llevó hasta un varón vecino de la localidad de Albatera, ya relacionado con hechos similares desde el año 2011. El ahora imputado, presuntamente, comercializaba con perros de distintas razas a través de internet y posteriormente enviaba por todo el territorio nacional mediante una empresa de mensajería, incluso a las Islas Baleares.

Cuando los canes llegaban a su destino presentaban distintas sintomatologías como desnutrición o las propias de enfermedades víricas como el 'corona virus' y la 'parvovirosis' o parásitos intestinales, como los 'coccidios' o los 'áscaris', que pueden ser transmitidos al ser humano.

Tras ser asistidos por facultativos veterinarios, estos además advertían numerosas irregularidades en cuanto al registro de vacunación del animal, en el que usaban un sello facultativo, que una vez investigada su procedencia, no correspondía con veterinario colegiado alguno.

Asimismo, se descubrían irregularidades tanto en la raza de perro declarada en el momento de la compra, -ya que se correspondían algunos con perros mestizos-, como en el registro en la correspondiente sociedad canina, donde no es posible la tramitación de su pedigrí.

Por todo ello, imputaron a finales de diciembre a un hombre de nacionalidad española, de 38 años, como presunto autor de los distintos delitos. El imputado, en unión de las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del juzgado de Instrucción número uno de los de Orihuela (Alicante).