Imagen con la que Sonia Castedo ha ilustrado su mensaje en Facebook
Imagen con la que Sonia Castedo ha ilustrado su mensaje en Facebook - facebooK
política

Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante, anuncia su dimisión por Facebook

Lo ha hecho a través de su perfil personal de la red social un día después de ser citada a declarar el próximo 16 de enero

Actualizado:

Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante, ha anunciado su dimisión. Lo ha hecho en su perfil personal en Facebook, donde últimamente se había volcado para hacer públicas algunas de las decisiones tomadas en su Ayuntamiento.

La decisión llega sólo un día después de que el juez que instruye la causa por el caso Rabasa, una de las dos por las que se encuentra imputada, la cite a declarar el día 16 de enero por tráfico de influencias y cohecho con el empresario Enrique Ortiz al abordar un plan urbanístico que prevé la construcción de 13.000 viviendas y la instalación de la multinacional Ikea.

«Hace tiempo que decidí que fuera precisamente el 23 de diciembre de 2014, día de mi cumpleaños, cuando os anunciara algo que iba a significar un antes y un después en mi vida», escribe.

«Hoy, dejo mi cargo como alcaldesa y doy por finalizada una importante etapa de mi vida en la que toda la ciudad de Alicante me ha hecho sentirme muy feliz. Por ello, quiero daros las gracias a todos, absolutamente a todos, por permitirme alcanzar el sueño de ser vuestra alcaldesa», continúa.

«Tomo esta decisión, difícil y meditada durante mucho tiempo, porque por encima de mi figura como alcaldesa, está una persona que es mujer y madre de dos niñas a las que tengo que proteger. No creo que sea necesario decir nada más. Reitero mi eterno agradecimiento a todos los alicantinos», explica.

«Sabéis que por esta ciudad he entregado parte de mi vida... y a cambio he recibido lo más grande que se puede tener: el cariño de su gente. Hubiera podido seguir aguantando y demostrando que jamás, jamás, he hecho nada deshonesto, pero mis hijas no pueden, no deben y no quieren vivir situaciones injustas que ningún ser humano se merece. Aquí seguiré siempre, interactuando a vuestro lado como siempre lo he hecho, a vuestra disposición para todo aquello que necesitéis de mí. Gracias siempre», concluye.