Intriga y perlas en «Pasaje a Haití»
La autora durante la presentación del libro - sergio soler
visto y oído

Intriga y perlas en «Pasaje a Haití»

La autora de «La saga de los longevos» presenta su segundo libro

Actualizado:

Una historia familiar, viajes a lugares exóticos, empresas... y perlas. Estos son los ingredientes principales de Pasaje a Tahití, el segundo libro de Eva García Sáenz, autora de uno de los éxitos literarios más impresionantes de los últimos tiempos: La saga de los longevos.

El periodista Martín Sanz aseguró, en la presentación de esta novela, que Pasaje a Tahití “es una historia de superación y de algo tan en boga en los últimos tiempos como eso del emprendimiento empresarial. Para mí, una novela de aventuras, de evasión como se llama ahora el género. Con lugares remotos y exóticos, secretos entre padres e hijos y hermanos, espionaje, herencias, cuadros misteriosos…”

“En este libro -explicó Martín Sanz- tenemos eso, una historia familiar -como en La saga de los longevos-, de una familia “robusta y brillante”, como describe Eva a los Fortuny; viajes en el tiempo -de 1898 con una Exposición Universal en París, a 1929 con otra en Barcelona-, viajes a través de los mares -de Mallorca a Oceanía, a los Mares del Sur, y de ahí a Japón-, es una novela para leer con un globo terráqueo al lado”.

Respecto a la inspiración para esta novela, la autora reveló en la presentación que “el libro se sitúa en Tahití por mi devoción por pintores como Gauguín, que trabajó allí durante mucho tiempo. Investigando su vida, me fui enamorando de los paisajes y las gentes de esta tierra, aunque nunca la he visitado. Así que para escribir el libro, tuve que echar mano de las tecnologías y entré en contacto con Sonia Koubaji de Blaye, guía española en Tahití, propietaria de una empresa de perlas y que ha sido mis ojos en esa tierra, proporcionándome información de cuanto necesitaba sobre la cultura mahorí y la vida cotidiana en la Polinesia Francesa”.

En palabras de Martín Sanz, Pasaje a Hahití tiene “capacidad de evocación y facilidad para crear paisajes que trascienden las páginas para hacerse imágenes en la mente: el festín de tiburones que contempla Laila y que cambia su vida; a Denis colgando del vacío con el supuesto cadáver de su madre en el fondo; el rito de iniciación con las AMA; la mortal marea roja japonesa; la revuelta de Raiatea -La Misión-; los momentos eróticos bajo el mar y en un acantilado… Son solo algunos pasajes para desvelar nada a quien todavía no lo haya leído”.

Los numerosos lectores y seguidores del primer librode Eva García que acudieron a la presentación de Pasaje a Hahití, se fueron especialmente contentos: en diez días se publica en Amazon la segunda entrega de los longevos, titulada Los hijos de Adán.